×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
23 Octubre 2017 04:00:00
Denunciar en FEPADE
La propaganda oficial ha pedido a los ciudadanos durante años que denunciemos en la FEPADE los actos que buscan violar nuestra libertad de voto. ¿Qué pasa cuando el acto abusivo es la destitución del titular de la FEPADE?

El despido del fiscal electoral, Santiago Nieto Castillo, es un ejemplo más de cómo el Gobierno de Enrique Peña Nieto se mete en problemas innecesarios. La medida tiene todas las huellas de haber sido ordenada directamente por el Mandatario. Es difícil pensar que “el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales en suplencia del procurador general de la república”, título formal de Alberto Elías Beltrán, haya decidido por sí solo una medida tan políticamente explosiva y jurídicamente cuestionable a unos días de asumir el cargo.

La PGR afirma que Nieto fue destituido porque “transgredió lo dispuesto en el Código de Conducta de la Procuraduría General de la República”, pero no especifica qué falta cometió. El despido se dio después de que el periódico Reforma publicó que Emilio Lozoya, exdirector general de Pemex, le mandó una carta “diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciendo quién es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió”.

Lozoya está siendo investigado por un supuesto desvío al PRI de dinero de sobornos pagados por Odebrecht. El único indicio de los sobornos son declaraciones de ejecutivos de la firma brasileña, pero son testigos beneficiados por involucrar a terceros. La idea de que el dinero fue desviado a la campaña del PRI es, hasta ahora, simple especulación. El caso no parecía tener mucho sustento, pero hoy lo fortalece la destitución del fiscal electoral.

El fiscal Nieto no parece haber revelado ningún detalle de la averiguación. Sí dijo que Lozoya le había enviado una carta pidiéndole que hiciera un pronunciamiento público sobre su inocencia, pero el propio abogado de Lozoya había declarado que se estaba enviando esa carta.

Nieto ha sido siempre cercano a los partidos de izquierda. Fue asesor del grupo parlamentario del PRD en el Senado, hecho que ocultó cuando contendió por la titularidad de la FEPADE. Fue alumno de Jaime Cárdenas, exconsejero electoral que apoyó a Andrés Manuel López Obrador en el PRD y que hoy es miembro de Morena. Sirvió como jefe de asesores de María de la Luz Mijangos, esposa de Jaime Cárdenas, en la Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa. También ha tenido una larga y respetada carrera como académico y funcionario. Nieto fue nombrado fiscal electoral por un voto unánime del Senado.

La cercanía a los partidos de izquierda no es un impedimento para ser fiscal electoral. Los dos anteriores procuradores generales, Arely Gómez y Raúl Cervantes, eran no simpatizantes sino militantes del PRI. La divulgación de una carta en la que Lozoya pide se le exonere, por otra parte, difícilmente puede considerarse una violación del sigilo de una averiguación.

Por lo pronto, el presidente Peña Nieto se ha metido nuevamente en un problema político innecesario. Que la FEPADE se quede sin titular ya iniciado el proceso de 2018 es preocupante. Que se destituya a un fiscal electoral como aparente represalia por una investigación de desvío de recursos al PRI es todavía peor. Es un caso tan serio que deberíamos denunciarlo a la FEPADE. Sólo que la FEPADE está acéfala.

Ejecuciones

Un guardia de seguridad fue ejecutado a las puertas de un centro nocturno, Men’s Club No le Digas a tu Mamá, en la madrugada del domingo en Playa del Carmen. Hace meses hubo otra ejecución en un bar, El Abrevadero, del mismo dueño. La violencia no ha afectado al turismo. todavía.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add