×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
03 Junio 2017 04:00:00
Derecho y compromiso
Concluyeron ya las campañas políticas en los estados y municipios donde habrán de desarrollarse elecciones. Campañas en las que hubo, como siempre, de todo, empezando por las descalificaciones.
Se sacaron sus “trapitos” al sol unos a otros, como si con eso fuera suficiente para obtener el triunfo.

De lo que vamos a descansar los ciudadanos –afortunadamente- es de la publicidad de los partidos políticos participantes; que dicho sea de paso, son demasiados y que nos ha quedado claro que en realidad no justifican su permanencia en el ambiente político.

Al menos en Coahuila, se extralimitaron. A alguien se le ocurrió realizar llamadas en la madrugada para solicitar el voto. Era la voz de un candidato, el cual negó que se hubieran realizado esas llamadas tan inoportunas a los ciudadanos, en un horario donde lo único que se desea es descansar.

Las descalificaciones han estado al rojo vivo y la sensibilidad a flor de piel entre los contendientes. Aunque también hay que decirlo, el malestar existe entre los ciudadanos.

Y el malestar está más que justificado porque el dinero que se gasta en campañas políticas salen de las arcas del gobierno, es decir del mismo pueblo. Por lo tanto las campañas son consideradas un verdadero derroche.

Si analizamos con objetividad nos daremos cuenta que nadie tiene una varita mágica como tampoco algún candidato es un santo como para hacer milagros. Eso ya lo sabemos y estamos conscientes de ello.

Por eso es importante conocer las propuestas de cada uno, pero ante todo, ver qué clase de candidato es; cómo es como persona, su comportamiento como ciudadano. El hecho de andar regalando cosas en campaña no los hace buenos, eso podría llamarse, oportunismo.

Hay que ir a votar…..SI. Hay que dejar atrás la apatía, el conformismo, el revanchismo para buscar la mejor opción y darle nuestra confianza.

Lo peligroso en una contienda, al menos lo que he observado, que no pocas personas creen que el no votar es la solución. Su descontento lo pretenden manifestar con el rechazo.

Creo que esa opción –la de no votar- ni siquiera debería ser considerada por nadie porque se está haciendo mucho daño al país con la no participación. Eso demuestra falta de interés en el lugar donde vivimos, no solo falta de educación política.

Opciones hay para elegir; sencillamente hay que analizarlas.

Las promesas de campaña quedan atrás para el domingo 4 de junio ir a votar por el candidato que cada quien elija. No debe haber imposiciones. El voto es LIBRE Y SECRETO, ningún dirigente, candidato, líder o quien sea, debe inducir el voto del ciudadano. Nadie debe dejarse presionar, menos aún, ser manipulado.

Lo importante es ir convencidos y votar por quien cada uno de nosotros considere la mejor opción. Hay cosas que se deben valorar y tener en cuenta al tomar tan importante decisión a la hora de emitir el voto. La experiencia, los conocimientos, su participación en la comunidad, su honestidad, por ejemplo.

Hay que tener muy presente que el voto ciudadano no solo es un derecho sino también es un compromiso.

Quien tiene conciencia de lo que realmente significa su voto, no anda con cuentos. No espera recibir nada a cambio; simplemente está convencido de que ir a votar es cumplir con un deber y que nadie debe coartar un derecho por el que se ha luchado.

El buen ciudadano está consciente de que debe participar en política; y esa participación significa que debe salir a votar el día de la elección. Que debe ejercer ese derecho constitucional y que debe hacerlo con responsabilidad.

Solo debe razonar su voto y decidir a quién le va a otorgar su confianza. Si el ciudadano no dice por quién votó nadie tiene por qué saberlo. Recuerde que el voto es libre y secreto.

Las encuestas son una cosa, la realidad es otra. Cada candidato o grupo político podrá pagar encuestadores. Sin embargo, el ciudadano es quien tiene la última palabra, nadie más.

Seamos ciudadanos responsables, vayamos a votar este 4 de junio. El verdadero cambio lo impulsaremos nosotros, los ciudadanos.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2