×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
27 Septiembre 2018 04:10:00
Desalojo
A nadie le extrañó que hace una semana los maestros de la Coalición de Trabajadores por la Educación irrumpieran en la tribuna del Congreso del Estado para presionar el dictamen de la nueva Ley del Servicio Médico, después de todo, llevan varios años peregrinando entre manifestaciones y protestas entre la Clínica del Magisterio, la Universidad Agraria, Palacio de Gobierno y el Congreso. Una manifestación más no decía mucho.

Cuando se volvieron a manifestar e irrumpieron de nueva cuenta en la sesión del martes para protestar porque el punto de acuerdo sobre el servicio médico ni siquiera estaba en el orden del día, tampoco pasó a más. Sin embargo, el que la madrugada de ayer las autoridades los desalojaran prendió la mecha y soltó a los profes jubilados a las calles protestando por la vulneración de sus derechos.

Priorizando la seguridad de todos los involucrados, profesores incluidos, al actual líder del Congreso Jaime Bueno Zertuche no le tembló el pulso no sólo para aplicar la ley, sino para que la actuación de las autoridades no fuera lesiva para ninguno, ni vulnerara los derechos de los manifestantes.

¿Indignados?

A los que no les queda indignarse por el tema de los maestros jubilados desalojados por la fuerza pública es a los representantes de Acción Nacional que, encabezados por Marcelo Torres Cofiño, admitieron sí haber solicitado seguridad para proteger a los diputados, pero no el desalojo, en especial, porque la bola está de su lado y lo que exigen de ellos los maestros en conflicto no son los pronunciamientos, sino que se discuta ya la reforma a la leude pensiones.

Y aunque la bancada de Morena también reprobó la aparatosa movilización, en voz del diputado Benito Martínez les recordó lo más importante al resto de los legisladores: su deber de cumplir su palabra con los maestros y dar paso a la discusión de las reformas.

Ayotzinapa

Así que en Saltillo confluyeron en un solo día dos movimientos sociales ubicados en extremos opuestos; por una parte, los maestros jubilados luchando por sus derechos y por otro, la remembranza del movimiento por los estudiantes normalistas de Ayotzinapa y los desaparecidos en Allende, Coahuila.

Y los que dieron la nota, fueron un par de agentes ministeriales que “supervisaron” la manifestación con su arma de cargo al cinto, mismos que fueron abucheados por los presentes.

No se tú, diría el Marqués, pero así se siente el descontento social que deja Enrique Peña Nieto, y si a cada sexenio se le agrega una nueva tragedia, un nuevo estallido de violencia, una lágrima social más, habrá que esperar para el siguiente.

Matlachines

Por unanimidad fue aprobada en Cabildo la Ley de Ingresos del Municipio de Saltillo, misma que incluso fue reconocida por regidores como Xóchitl Guadalupe Ibarra Valero y Alfonso Danao de la Peña por la transparencia con que fue llevado a cabo el proceso para conformarla, asunto meritorio toda vez que la oposición acostumbraba a votar en contra casi por deporte.

El alcalde Manolo Jiménez y la síndico Lydia María González realizaron la labor de cabildeo y durante la sesión también se aprobó por unanimidad que la Danza de Matlachines de Saltillo fuera declarada como patrimonio cultural, inmaterial e intangible de la ciudad.

Y hablando del Cabildo, el regidor de Morena Rodolfo Garza se negó a aprobar los cambios de uso de suelo ya que, dijo, tenía la impresión de que se acostumbran a aprobar en el escritorio porque no hay tiempo para verificar si las condiciones permiten dichos cambios, por lo que Garza se opuso sistemáticamente a ello.

Movido

El que sí anda movido y haciendo lo que sabe es el diputado federal suplente Sergio Sisbeles, quien participó en el Segundo Encuentro de Voluntades Nos Mueve la Paz, en donde se construye una agenda de retos y desafíos en materia de prevención social y seguridad ciudadana.

Por su experiencia en estos temas, Sisbeles participó junto a expertos como el titular de Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la PGR, Pablo Vázquez y Lila Petersen, doctora en Políticas Públicas; Manuel Gameros, de la Secretaría de Gobernación, y Jérôme Poussielgue, delegado de la Unión Europea en México, entre otros.

Inés

El nombre de Inés Garza Orta incomodó a más de uno al aparecer como aspirante a ocupar un puesto en el Consejo Ciudadano del Sistema Estatal Anticorrupción; esto luego de que se desempeñara como titular de la Contraloría Interna durante el periodo del exgobernador Enrique Martínez y Martínez. Saben que ella se hizo de expedientes y de informes de personajes que han jugado un papel importante en la vida política de Coahuila en los últimos 14 años.

Aunque no la tiene fácil, Garza Orta podría alzarse como la sustituta de Manuel Gil Navarro y pasó ya a la etapa de la entrevista personal. María Inés Garza Orta fue una de las primeras mujeres en encabezar carteras importantes en el Gobierno estatal, aunque en un sexenio en el que se registraron pifias como la demolición del distribuidor vial Revolución, en Torreón, por fallas en el diseño de la obra.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2