×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
03 Agosto 2011 04:06:40
Desaparecidos en Apatzingán
¡Cómo si se los hubiera tragado la tierra! Seis encuestadores de campo de Consulta Mitofsky, cinco hombres y una mujer, y tres de Parametría, todos hombres, llevan días desparecidos en el municipio de Apatzingán y es hora que no se sabe nada, nada de ellos, nada de los vehículos que manejaban.

Las autoridades locales dicen que no descartan que se hayan perdido en las muchas brechas de la zona, pero cada hora que pasa disminuye las posibilidades de que esa sea la explicación. Lo cierto, y lo saben bien todos en la zona, es que es un municipio que controlan los Caballeros Templarios, una escisión de “La Familia Michoacana” encabezada por la “Tuta”.

Por lo pronto, nadie vio nada. Los tres de Parametría iban a La Cofradía y sin embargo en esa comunidad dicen que nunca llegaron, se les pierde la pista en San Antonio la Labor. Los de Consulta Mitofsky estaban trabajando en La Nopalera Oriente, un asentamiento que está a sólo cinco minutos de la cabecera municipal y sin embargo en ambos casos ni un solo testimonio, nadie los vio pasar, nadie oyó nada. Pero no son sólo los lugareños los que tienen miedo, ayer el subprocurador Ciro Jaimes Cienfuegos encargado de la zona de Apatzingán, en entrevista y a pregunta expresa no se atrevió a nombrar al grupo delincuencial que opera en la zona: “…tú sabes que aquí se manejan varios grupos…pero yo… a mí no me consta nada la verdad, yo no podría hacer señalamientos en ese aspecto”.

El Alcalde de Apatzingán, Genaro Guízar, se desentiende y pidió no entrar al aire porque dice que él no sabe nada y sólo se enteró del asunto por los medios. Las autoridades locales tienen miedo y actúan amedrentadas por los criminales. ¡Qué se puede esperar de una autoridad que no se atreve siquiera a nombrar a quienes delinquen en la zona que le compete!

Pero que las autoridades locales tengan miedo no significa que los delincuentes reinan en la zona. Al contrario, la desaparición de los nueve encuestadores ocurre cuando el grupo de los Templarios está muy presionado por la presencia en la zona de 3 mil policías federales. Los habitantes dicen que los templarios llevan semanas acorralados y que se les ve poco.

¿Qué pasó con los encuestadores? ¿Los confundieron? ¿Quieren negociar su liberación a cambio del retiro de la Policía Federal? No se sabe. Lo único cierto es que hay nueve personas desaparecidas en una zona donde el grupo delictivo dominante puede estar desesperado.

Pero más allá de cómo se solucione este caso, que todos deseamos sea con el regreso inmediato y sin condiciones de los encuestadores, hay que preguntarse cómo se pretende que haya elecciones en estos municipios en septiembre próximo. ¿Cómo van a hacer campañas los candidatos a las presidencias municipales si no se pueden mover con libertad? ¿Cómo van a hacer campaña si no pueden mencionar ciertas palabras ni plantear abiertamente asuntos de la mayor importancia para esas poblaciones? ¿Cómo pedirle a nadie que se lance si eso equivale a elegir entre su vida y el sometimiento a estos grupos? ¿No sería hora de que se empezara a reconocer la realidad y se suspendieran las elecciones en ciertos municipios de Michoacán como antes se debió hacer en Tamaulipas? Mantenerlas, por lo pronto, es jugar con la vida de mucha gente.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2