×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
22 Noviembre 2015 05:08:31
Desaparecidos y trata
Raúl Vera López sostiene la teoría de que una buena parte de las personas desaparecidas en Coahuila y en otros estados del norte del país fueron reclutadas de manera involuntaria por organizaciones criminales para desarrollar trabajos diversos, desde la producción y procesamiento de drogas, hasta su transporte e introducción a Estados Unidos.

Muchos serían usados como carne de cañón para ser detenidos por autoridades de aquel país con cantidades mínimas de enervantes, a fin de jalar la marca e ingresar importantes cargamentos por otros puntos de la frontera.

También cree que células de la delincuencia organizada secuestraron y retuvieron a niños y jóvenes para entrenarlos en el manejo de armas de fuego y obligarlos a convertirse en sicarios, y desde hace tiempo advirtió a las autoridades sobre campos de concentración en los estados de Nuevo León y Tamaulipas, lugares en los que los plagiados eran entrenados para la guerra.

María Eugenia Barrera debe tener ahora 46 años. Hace cuatro, cuando platicó con quien esto escribe cerca de San Fernando, Tamaulipas, durante un recorrido de madres centroamericanas que buscan a sus hijas desaparecidas, contó su tragedia.

“Mi hija se llama Clementina del Carmen Lagos. Desapareció el 9 de noviembre de 2003. Tenía 17 años cuando salió de Nicaragua rumbo a Guatemala. A los dos años mandó avisar que la habían dejado en Guatemala, que la habían vendido, que si la podíamos ir a sacar. Un “cabezalero” (conductor) de transporte pesado me dijo que llegó a un lugar donde se encuentran las muchachas vendidas, la miró y le dijo que le hiciera el favor de avisarle a su mamá que estaba vendida, pero quizá por temor no me dijo exactamente la dirección”. (http://www.jornada.unam.mx/2011/11/08/politica/021n2pol).

Diana Mata Monreal, directora de la Fundación Asistencia Social y Ayuda Humanitaria y representante del Comité Regional Contra la Trata en Reynosa, Tamaulipas, advirtió que más de la mitad de los migrantes de origen centroamericano que pasan por el noreste de México son explotados sexual o laboralmente.

“Son privados de su libertad, se les impide comunicarse con su familia, les mienten y no les cumplen las ofertas ni de trabajo ni de libertad.

Las mujeres son sometidas a explotación sexual o son cooptadas para trabajar en casas de seguridad y en actividades del crimen organizado. En el caso de los varones, también son vinculados a este delito. Al llegar a la frontera, donde pasan un tiempo hasta que pueden pasar a Estados Unidos, son sometidos a violaciones a sus derechos”.

Las tres versiones se entrelazan y a la vez se relacionan con una noticia que desde Argentina inundó las redes sociales debido a los sentimientos que desprende. En un billete de 10 pesos, una mujer secuestrada envió un mensaje escrito con la esperanza de que su familia la pudiera encontrar.

“Hola estoy en un lugar llamado Las Herreras me tiene Luis ‘el tuerto’ hace tres años, por favor mamá ayúdame, los extraño, soy Gabriela Suárez”. Las autoridades de aquel país confirmaron que se trata de una joven desaparecida y ahora también se sabe que la mujer fue localizada hace años.

En México, en la búsqueda de los desaparecidos habría que ir tras de todas las pistas, pero por desgracia para las víctimas y sus familias todavía hay mucha insolencia y desinterés en las autoridades. Lo de Argentina es tan sólo un ejemplo de lo que pudiera estar pasando en nuestro país.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @FiliasyFobias
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2