×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
10 Mayo 2015 04:04:43
Desapego
Desde la perspectiva de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila, la Subprocuraduría para la investigación y búsqueda de personas no localizadas a cargo de Juan José Yáñez Arreola perdió interés por sacar adelante investigaciones sobre casos de desaparición, en especial los que ocurrieron entre 2009 y 2011, los años donde la violencia se presentó con mayor rigor en las distintas regiones del estado.

En semanas recientes, la CDHEC que encabeza el doctor Francisco Xavier Diez de Urdanivia Fernández emitió recomendaciones en base a quejas que ciudadanos presentaron por situaciones de omisión y falta de interés de los agentes del Ministerio Público encargados de hacer las indagaciones.

El 7 de mayo, la Comisión pidió a la Subprocuraduría para la investigación y búsqueda de personas no localizadas “evitar la dilación” en las averiguaciones previas sobre personas desaparecidas, “garantizar el desahogo de las diligencias de investigaciones necesarias para acreditar el delito” y “dictar las medidas de auxilio y protección a las víctimas y testigos”.

También le demandó “evitar enviar al archivo o a la reserva las averiguaciones previas si no se han agotado las líneas de investigación y propiciar una mayor elaboración de investigación por parte de los elementos de la policía que tengan a su cargo dicha función”.

En una nueva recomendación que emitió en contra de la dependencia estatal, la CDHEC se refirió a la queja de una mujer cuyo hijo desapareció el 26 de marzo del 2011. La quejosa aseguró que luego de presentar la denuncia correspondiente, el ministerio público encargado del caso desarrolló las investigaciones con diligencia.

Sin embargo, en su queja, la mujer a quien la CDHEC no identificó, dijo que “con el paso del tiempo dejó de interesarse en la búsqueda de mi hijo, por lo que hasta el día de hoy no me ha dado razón del paradero del mismo, además de que últimamente, cuando intento comunicarme con él en su oficina, la señorita que me atiende el teléfono me dice que está muy ocupado, que no está, que salió de la ciudad, etcétera”.

La CDHEC pidió a la Subprocuraduría “brinde información a la quejosa sobre el estado y avances” de la investigación sobre la desaparición de su hijo e “instruya a los agentes del ministerio público a que garanticen una adecuada procuración de justicia”. También que “instaure el procedimiento administrativo de responsabilidad en contra del agente investigador del Ministerio Público” correspondiente.

La semana pasada hubo una recomendación por el caso del padre de un desaparecido a quien la Subprocuraduría ignoró no obstante a que reunió pruebas para encontrar a los posibles victimarios.

Si esto es así, si la idea que tiene la CDHEC respecto al quehacer de la Subprocuraduría, están en riesgo tareas prioritarias para la actual administración: buscar a los desaparecidos, dar respuestas a sus familiares sobre lo que ocurrió, dar garantías a la sociedad de que la desaparición masiva de personas no volverá a ocurrir en Coahuila, atender las necesidades de las víctimas y de sus familias y evitar la impunidad al enviar a prisión a los culpables.

@FiliasyFobias

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2