×
Armando Fuentes Aguirre
Armando Fuentes Aguirre
ver +
Es un escritor y periodista nacido el 8 de julio de 1938 en Saltillo, Coahuila, México, siendo hijo de Mariano Fuentes Flores y Carmen Aguirre de Fuentes. Es famoso por su humor, el que ha plasmado en su obra escrita. A los quince años de edad obtiene la licencia de locutor de radio. Abogado por la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila, es maestro en Lengua y Literatura, así como maestro en Pedagogía, por la Escuela Normal Superior de Coahuila.

" Comentar Imprimir
18 Diciembre 2010 05:10:32
Descanse en paz
Al salir de su casa don Augurio Malsinado pisó una caca de perro. Así supo que ese día no sería su día. Se confirmaron sus temores cuando al regresar a su domicilio aquella tarde sorprendió a su consorte Culipanda en brazos de su mejor amigo. “¡Caramba! -suspiró con tristeza Malsinado-. ¡Pocos son los amigos que tengo, y me los gana mi mujer!”...

“¡Señor, Señor! -rezaba el tal Capronio-. ¡Dame casa, vestido y sustento! ¡No te pido más, que mujeres, vino y juego yo tengo dinero para podérmelos pagar!”... En la habitación del hotel un solitario viajero tomó la Biblia que los Gedeones habían puesto en el cajón del buró. Leyó en la página primera: “Si sufres enfermedad, lee el Salmo 18... Si te agobia la preocupación por tu familia, lee el Salmo 45... Si la soledad te atribula, lee el Salmo 92...”. El hombre leyó este último salmo, pues se sentía muy solo. Al terminar la lectura vio al pie de la página una nota manuscrita que decía: “Si después de leer el Salmo 92 todavía te sigue atribulando la soledad, marca en el teléfono el número 9-4555-792-14, y pregunta por Pirulina”...

Al final de esta columna viene un test que de seguro ayudará a mis cuatro lectores a mejorar su vida. ¡No se lo pierdan!... Enrique Morente, famoso cantaor, descansa ya en Granada, lugar de su nacencia. Lo acompañaron al panteón versos de Lorca y quejos de guitarra.

Morente vino a México, invitado, si no recuerdo mal, por Juan Ibáñez, que lo llevó a cantar en “La edad de oro”. (En ese mismo sitio, si mal no recuerdo, Óscar Chávez, gran trovador popular y extraordinario ser humano, estrenó en tiempos de Díaz Ordaz mi parodia de “La casita”, canción en que se hablaba de la corrupción reinante en el país: “... Me dirás muy asombrado / que de dónde habré sacado / coches, dinero y mansión. / A las claras te lo dice / este letrero que hice: / ¡Viva la Revolución! / Si tú quieres al momento / casa, vestido y sustento, / y una vida cual no hay dos, / ya no seas reaccionario: / hazte revolucionario, / y que te bendiga Dios.... Óscar hizo de “La Casita” un éxito sensacional.

Con las regalías que percibí por la canción pude dar el enganche de la casita a donde, recién casado, me fui a vivir con mi mujer. Envío desde aquí un abrazo de admiración, afecto y gratitud a Óscar Chávez). Pero me estoy apartando del relato. Vuelvo a él. Vino Morente a México, y le pidieron que cantara para un destacado intelectual que de seguro podría ayudarlo en su carrera. El destacado intelectual llegó al encuentro más ebrio que una cuba, tanto que sus acompañantes debían ayudarlo a sostenerse en pie.

Se desplomó sobre una silla, perdida la mirada, desmadejado el cuerpo. Morente se negó a cantar para él. Después supo que el destacado intelectual se llamaba Octavio Paz. Flamenco, agitanado, crecido a la sombra de la Alhambra, Enrique Morente fue gran innovador del cante jondo, ese hondo canto del que Camarón de la Isla fue vivificador. Don Francisco A. de Icaza, mexicano, de paso por Granada, hizo que su mujer diera limosna a un ciego granadino. Le dijo que no podía haber pena mayor que la de ser ciego en Granada. Murió Enrique Morente. La hermosísima ciudad lloró al Ronco del Albaicín, y en su lloro puso ese pellizco que salía, desgarrado, de la garganta de su cantaor... Nosotros, por nuestra parte, sigamos viviendo. O sigamos muriendo, que las dos cosas se dan al mismo tiempo. Recordemos que el día último de este mes saldrán en esta misma columneja “Los dos Chistes más Pelados del Año”... Sigue ahora el anunciado test que ayudará a mis cuatro lectores a mejorar su vida... Primera pregunta: Di una marca de cigarros. Segunda pregunta: Di una marca de tequila. Tercera pregunta: Di una marca de condón. Cuarta pregunta: Di cuál es el río más largo de Asia; cuál es la distancia de la Tierra a Júpiter; y cómo se llamaba el primer emperador azteca. Resultado del test: Sabes más de fumar, beber y follar que de cultura general... FIN.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2