×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
07 Julio 2018 04:00:00
Desencadenada
La “Melodía desencadenada”, tema de la película “Ghost”, se convirtió en un ícono del romanticismo. En el plano superficial, fue entendida como la canción cuyas notas pueden desatar cualquier pasión carnal; en el profundo, representa el poder evocador de los sentidos.

La melodía retrae a la protagonista a un momento particular de su vida, a un contexto, a un significado personalísimo que le representó la confirmación de lo deseado: Constar el amor de su pareja, si bien dicho no con palabras, sí con acciones.

Todas las melodías tienen poder desencadenador. Las canciones primeras de la infancia, aquellas con las cuales crecimos en edad y madurez, las escuchadas por accidente durante un acto en apariencia insignificante, las percibidas por equivocación, las emergentes por obligación.

La circunstancia signa el eslabón nemotécnico que caracterizará el recuerdo, la forma como se desencadenará primero un registro mental y, tras de él, una emoción, luego un sentimiento, luego una acción en consecuencia.

No siempre somos conscientes de lo que desatará escuchar cierta canción, la melodía de una voz, la discordancia de un ruido en específico, el chasquido de un objeto o el silencio de un momento, pero aun con eso, hay todo un accidente en nuestro ser cada vez que nos enfrentamos a ello.

Las músicas con las cuales hemos construido nuestra vida –o la han construido otros- tiene la potencia gatilladora de lanzarnos a revivir ciertos momentos. Solo hay algo más fuerte que ellas: La voluntad para resituar un recuerdo doloroso relacionado con cierta melodía, al situarnos ahora en circunstancias felices y ponerla como música de fondo.

Las melodías que desencadenan una pasión como la de Ghost, así sea que el otro ya no esté, esas vale la pena guardarlas, repetirlas, recrearlas, porque son capaces de mantenernos vivos.


(.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo))
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2