×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
07 Junio 2018 04:00:00
Despertares
Es el momento fugaz del duermevela matutino. El despertador amenaza con hacerse presente; lo hace, irrumpe la indeterminación entre la realidad y el ensueño. Hay dos segundos entre la catatonia y el movimiento certero para acallar el intruso: Es la hora de despertar.

Ni siquiera sumará cinco segundos el ritual matutino de volver a la vigilia. Despertar cuando, se acostumbra decir, más dormidos estamos porque los insomnios suelen ser más nocturnos que madrugadores, prefieren la oscuridad.

En cinco segundos cabe el azoro, la perplejidad, el acto involuntario de cubrirse los ojos y extender la mano para apagar el tiempo. Además están en ellos, las realidades personales de cada ser humano, mismas que pasan como en un “flashback” desfilando ante la mirada interna de la memoria.

Los hombres, supongo, se bastan con reconstruir la rutina inmemorial de ponerse en pie para cumplir con el deber; los niños, se regodean en su pereza cuanto más si se los minutos amenazan con dejarlos fuera de la escuela o dentro de casa. Las mujeres tenemos otra clase de tiempo, uno elástico e infinito.

El primer segundo es mecánico y reiterativo, pero el siguiente combina la acción precisa de oprimir el botón correcto y enumerar las cosas que deberán acompañarnos durante la jornada; el tercero contiene la clara idea del horario y una agenda impecable de actividades organizadas mentalmente por hora, lugar y persona. El cuarto segundo contiene el intento decidido por empezar a ponerse en pie y un repaso del discurso dicho ayer a cierto alguien y el que estará por decirse a tal otro; en el quinto, los ojos bien abiertos ya construyeron la lista de faltantes en la despensa y el cerebro estructuró una previsión del clima con la recomendación del atuendo apropiado para los hijos.

No todos los segundos son iguales, sobre todo, cuando de despertares se trata.

(.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo))
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2