×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
02 Julio 2017 04:00:00
Día Internacional de la Conservación de los Bosques Tropicales
Durante las últimas semanas hemos dedicado el espacio en esta columna para hablar del lodazal del PRI, sus actos de corrupción durante y después de la campaña electoral. También hemos hablado de la misma indignante corrupción del Gobierno federal con el nuevo escándalo de espionaje a periodistas y defensores de los derechos humanos. Esta semana considero que debemos dejar el pantano de la política mexicana por salud mental para hablar de algo menos terrible pero igualmente importante. Hoy dedicamos este espacio para hablar de la conservación de los bosques tropicales a raíz de la conmemoración del día internacional celebrado el lunes pasado.

El Día Internacional para la Conservación de los Bosques Tropicales fue establecido en el año 1999. La iniciativa surgió de una acción conjunta entre el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

El objetivo de esta celebración es promover el manejo sustentable y armonioso de los bosques tropicales entre las instituciones y la sociedad en general. Al mismo tiempo, se busca fomentar el uso sustentable de los recursos involucrando los subsistemas sociales y políticos bajo la noción de que un adecuado manejo de los recursos naturales puede ser un elemento para combatir la pobreza a la vez que se conservan los recursos naturales.

Los bosques tropicales cubren el 25% de la superficie terrestre, distribuidos en la franja intertropical de planeta. Se estima que estos ecosistemas alberga albergan el 70% de la diversidad del planeta. Igualmente, los bosques tropicales son hogar para millones de personas que los han habitado por milenios.
Nuestro país posee 31 millones de hectáreas de bosques tropicales. Estos ecosistemas albergan la mayor riqueza de mamíferos, aves y anfibios. Por otra parte, las maderas tropicales como el cedro, la caoba o la teca, son las de mayor uso comercial en el país.

En México los bosques tropicales se dividen en dos grandes grupos, los bosques tropicales secos (BTS) y bosques tropicales húmedos (BTH). Los BTS se extienden por buen parte de la costa del pacífico y el norte de la península de Yucatán.

Ocupan un aproximadamente 11% de la superficie del país. En este ecosistema dominan árboles de hasta 15 metros de altura. Adicionalmente, en ellos se han registrado cerca de 6 mil especies de plantas, de las cuales cerca de 40% son endémicas. Por otro lado, los BTH son el ecosistema representativo del sureste del país. Ocupan sólo el 4.7% de la superficie del país. Son los ecosistemas con mayor riqueza de especies. El 99% de sus especies se originaron en el sur del continente americano y tienen una distribución amplia. El BTH es el hogar y refugio de gran cantidad de mamíferos, algunos de ellos de hábitos arborícolas como mono araña (Ateles geoffrogyi) y mono aullador (Alouatta palliata), y de vistosas aves como águila solitaria (Harpyhaliaetus solitarius) y la guacamaya roja (Ara macao).

En los últimos años los bosques tropicales han sufrido una importante transformación motivado principalmente por el cambio de uso de suelo para fines agrícolas. Un ejemplo de la voracidad con la que se ha extendido la frontera agrícola es la caso de los BTH. Se estima que de los 255 mil kilómetros cuadrados que se estima había originalmente en México, hubo una gran destrucción de este ecosistema durante la década de los 70 y para 2002 las comunidades primarias se redujeron a 44 mil kilómetros cuadrados. Los cambios más drásticos ocurrieron en Veracruz, Tabasco, la sierra del sur de Chiapas y la parte norte del estado de Yucatán donde casi la totalidad de la vegetación de selvas húmedas se eliminó para la cría de ganado. También ha habido regeneración, ya que cerca de 5 mil 900 kilómetros cuadrados anteriormente dedicados a agricultura o ganadería, para 2002 aparecían cubiertas de vegetación secundaria y unos mil 30 kilómetros cuadrados, incluso tenían comunidades primarias.

En años venideros, los bosques tropicales serán clave en la acción internacional para mitigar los efectos del cambio climático a través del manejo forestal para lograr las metas planteadas por el Acuerdo de París. Una posible guía para dirigir las acciones en torno a la migración climática son los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En específico, el objetivo 15 “Vida de ecosistemas terrestres” que buscar gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

Con este día celebramos la diversidad y los servicios que nos brindan los bosques tropicales. Al mismo tiempo, hacemos un llamado a que las nuevas políticas públicas que se discuten en el Senado, como el proyecto de la nueva Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, adopten las mejores prácticas de conservación y manejo de recursos que garanticen medios de vida adecuados para los millones de personas que depende de los bosques tropicales y que a su vez se sumen a los esfuerzos de combate al cambio climático. Es nuestra responsabilidad asegurar un correcto aprovechamiento de los bosques, patrimonio de nuestros hijos.

Nos leemos la próxima semana.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2