×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
20 Septiembre 2020 04:00:00
Día Nacional de la Protección Civil
Escuchar Nota
Queridas amigas y amigos, como todos sabemos, el mes de septiembre tiene un significado profundo e intenso para los mexicanos, no solo por los festejos patrios y la gesta heroica de los Niños Héroes, este año se cumplen 35 años de los sismos registrados en la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985, y tres del ocurrido en la misma fecha en 2017, movimientos que cimbraron más allá de la ciudad afectada, al país entero.

A pesar de ser ampliamente conocido que la Ciudad de México es una zona sísmica, hace 35 años, a las 7:19 horas, un terremoto marcó el antes y después en la historia reciente de nuestro país: los habitantes de la capital fueron sorprendidos por un devastador movimiento con una capacidad destructiva no vista hasta esa fecha, por mucho, las cifras oficiales reconocieron entre 3 y 9 mil personas fallecidas en esos tiempos, recientemente se ha hablado de hasta 12 mil personas fallecidas, las pérdidas materiales se contaban por miles, entre edificaciones afectadas y otros centenares más que se derrumbaron.

El colapso no tenía parangón, la paralización de las autoridades fue de la misma manera inédita, en cuestión de minutos el escenario urbano y su devenir cotidiano, se transformó en un escenario con muertos, heridos, edificios derrumbados, falta de energía y comunicaciones, sin servicio telefónico, rupturas en el asfalto por doquier, importantes fugas de agua y gas, caos, desesperación y angustia.

Fue entonces cuando nace -de manera auténtica- un sentido de solidaridad ante la ausencia de la autoridad, la sociedad civil encontró las rutas que le permitieron organizarse y resolver en lo inmediato, a corto, mediano y largo plazo, en principio para levantarse y salir adelante, para rescatar a las personas atrapadas, más adelante para exigir respuestas ¿por qué se derrumbaron tantos edificios?, ¿de qué manera el Gobierno federal apoyaría a los damnificados? Estos eventos calaron hondo y en adelante esta transformación se extendió a todo el país.

Sin duda, en 2017 la sociedad se encontraba no solo más preparada, sino alerta y consciente de la realidad que conlleva habitar en la Ciudad de México, mucho más disciplinada, aun así, se volvió a registrar el espectro de la corrupción y la falta de transparencia, a más de tres décadas de distancia, no solo por las edificaciones que se derrumbaron, sino por la falta de claridad sobre el manejo de los donativos que se recibieron y cómo fueron canalizados. Se sabe que México recibió ayuda de 24 naciones, que enviaron más de 600 toneladas de donativos en especie, así como brigadistas especializados, que incluyeron los binomios, médicos, ingenieros estructuralistas, así como operadores en equipos de comunicación.

Ni qué decir de los donativos de relevantes personalidades, que generosamente aportaron recursos de ayuda para los damnificados, en este sentido, cabe destacar que Damnificados Unidos (por el sismo de 2017) pidió la destitución de César Cravioto, líder de la Comisión para la Reconstrucción; por otra parte, también queda en el aire el manejo de recursos de Morena, lo que ya suele ser habitual.

Sin embargo, la grandeza del pueblo mexicano, como siempre, prevalece, por ello en septiembre de del 2001 fue decretado el Día Nacional de la Protección Civil, que en términos generales es un rubro en el que la sociedad ha evolucionado, cabe mencionar que esto -no significa- que solo los habitantes de Ciudad de México deban estar preparados, actualmente se llevan esfuerzos a nivel nacional, respecto de las eventualidades que puedan suscitarse a causa de fenómenos naturales o cualquier otra contingencia.

Es alentador observar la manera en la que la juventud, e incluso los niños, van tomando conciencia de la importancia de las prácticas en materia de protección civil, por otra parte, el uso de las herramientas tecnológicas ofrece un panorama completamente distinto al que se vivió 35 años atrás, partiendo de estos hechos como nuestro punto de referencia, lo relevante es entender la necesidad de reducir las brechas digitales en nuestro país, esta situación no puede seguir siendo una promesa de campaña, es impostergable hacerla una realidad, buscar los mecanismos que acerquen a la población a las herramientas tecnológicas que hagan posible el progreso.

Les agradezco su lectura, nos volvemos a leer la próxima semana.


Imprimir
COMENTARIOS