×
Rodolfo Naró
Rodolfo Naró
ver +
Rodolfo Naró, nació en Tequila, Jalisco, el 22 de abril de 1967. Es autor de varios libros de poesía, casi todos reunidos en la antología Lo que dejó tu adiós (2016), así como de las novelas El orden infinito (2007), finalista del Premio Planeta Argentina 2006, Cállate niña (2011) y Un corazón para Eva (2017). Twitter: @RNaro

" Comentar Imprimir
17 Abril 2017 04:00:00
Diles que no me maten
Federico Campbell tenía por lo tres años de proscrito por la Fundación Rulfo cuando me lo advirtió, pero yo no lo quise escuchar. También era abril. Una tarde de martes, antes de tomar el café en su casa, me dijo: “Naró, ya terminé de leer tu novela”. Un par de meses antes, yo le había dejado el manuscrito de mi primera novela, El orden infinito (2007), en la cual invertí diez años de escritura y había incorporado tantos datos históricos, personajes reales y de ficción que Federico me los mostró en una lista, “son más de 40 personajes”, lo escuché. Sólo dos estaban subrayados: Abundio Martínez y Pedro Páramo.

Hace unos días, la Fundación Juan Rulfo que dirige Víctor Jiménez hizo otra pataleta y negó a la Feria del Libro y de la Rosa de la UNAM usar el nombre de Juan Rulfo en el homenaje que ya se había pactado por el centenario de su natalicio. A pesar de que el pasado 4 de abril, Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, anunció que la Universidad tenía el visto bueno de la familia para la celebración, el jueves 6 de abril, Víctor Jiménez lo canceló.

Si bien, la Fundación tiene el derecho patrimonial sobre la obra y el nombre del jalisciense, pues registraron “Juan Rulfo” como marca y mencionarlo en cualquier homenaje causaría el pago de derechos, no deja de ser un secuestro de un escritor universal y de su obra. Rapto paranoico que ha ido en aumento con el paso de los años.

La reacción no se hizo esperar y en Twitter, David Miklos creo la cuenta @nuestrorulfo, donde Enrigue, Ortuño, Sheridan, Chimal, Montiel Figueiras, entre otros escritores se manifestaron, casi todos en tono de meme sobre la última determinación de los herederos de Rulfo.

Quien quizá no se habría manifestado, por ser un caballero, habría sido Campbell, considerado el “discípulo preferido de Rulfo”. Campbell, desde finales del siglo pasado comenzó a trabajar en una recopilación de ensayos, críticas y entrevistas sobre Rulfo y su obra, todo lo que se había escrito sobre el creador de la Media Luna desde 1955 hasta 2001.

Con las puertas abiertas a la familia, a la Fundación y sus registros, el autor de Tijuanenses armó el compendio crítico más completo sobre la obra de Rulfo, en el que reunió los trabajos de Fuentes, Alfonso Reyes, Borges, Roa Bastos, García Márquez, Arreola, Susan Sontag, Monsiváis, Villoro, entre otros. Antología que Federico Campbell tituló La ficción de la memoria. Juan Rulfo ante la crítica. (ERA/UNAM, 2003). Libro que al final la Fundación desautorizó y puso a Federico Campbell en la lista negra por negarse a eliminar, de última hora, algunos ensayos que ya no les eran convenientes, escritores que como Federico, habían sido amigos de Rulfo y de los cuales la Fundación renegaba.

Ese martes, después del café en su casa, Campbell sacó mi original de El orden infinito, lo abrió y volvió a señalarme un subrayado con su pluma fuente: “Abundio Martínez buscó refugio en Analco, después de matar a Pedro Páramo”. Cuando escribí El orden infinito, una novela costumbrista, la historia de un matriarcado, retomé al personaje de Rulfo. Y así como en Pedro Páramo, Abundio Martínez es un personaje secundario y determinante, en mi novela también un detonante que incide en el desenlace de mi universo narrativo: Analco.

“¡Aguas, Naró!, dos personajes de Rulfo en tu novela. Después no me vengas a decirme: diles que no me maten”, me advirtió Campbell jugándome la broma.


@RNaro


Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2