×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
01 Febrero 2018 04:00:00
Dos realidades
¿Qué tanto puede cambiar un país en apenas a un año? Habría que preguntarle a Donald Trump. El 20 de enero del año pasado, en su discurso inaugural como presidente, Trump pintó un panorama desolador de Estados Unidos: “Madres y niños atrapados en la pobreza en los centros de nuestras ciudades; fábricas oxidadas esparcidas como lápidas a lo largo del paisaje de nuestra nación; un sistema educativo rebosante de dinero, pero que deja a nuestros jóvenes y hermosos estudiantes privados de conocimiento; y el crimen y las pandillas y las drogas que han robado muchas vidas y han despojado a nuestro país de tanto potencial sin realizar”. Una “carnicería” es el término que usó para describir lo que estaba sucediendo en la Unión Americana.

En contraste, este martes 30 de enero de 2018, en su primer informe de gobierno, describió a un país enteramente distinto: “Este es nuestro nuevo momento estadunidense. No ha habido nunca un mejor tiempo para vivir el sueño americano”. El Presidente atribuyó a su propia gestión el crecimiento económico, la creación de empleos y los altos niveles de los mercados bursátiles, que ya se manifestaban un año antes.

No es Trump el único político que piensa que todo lo que él hace es maravilloso mientras que no hay cosa buena que puedan hacer sus rivales. Lo vemos hoy en la campaña disfrazada de precampaña de México. Ricardo Anaya, del PAN, afirma que la buena nueva para el país es que está a punto de terminar el gobierno del PRI, mientras que Andrés Manuel López Obrador, de Morena, nos dice que la violencia se acabará, no en 15 minutos, como prometió Vicente Fox en 2000 para el conflicto de Chiapas, pero sí en 3 años. Todos los candidatos de oposición en el mundo dicen que sus países están en condiciones lamentables, pero todo se arregla en el momento en que llegan al poder.

Por lo pronto, a Trump le han funcionado muy bien su pesimismo original y ahora su optimismo. Sus cuestionamientos a la situación de Estados Unidos durante el Gobierno de Barack Obama le permitieron convertirse en candidato presidencial republicano, pese a no tener experiencia política ni una maquinaria electoral, y después para ganar la Presidencia de los Estados Unidos. Trump fue un candidato de protesta, es cierto, pero supo convencer a los electores que su país estaba realmente en una situación lamentable.

Lo interesante es que el presidente no decepcionó a quienes lo vieron en su informe de gobierno pese a cambiar de manera tan radical su visión de Estados Unidos. Una encuesta realizada por la empresa YouGov para CBS News señaló esa misma noche que el 75% de las personas que vieron el discurso lo aprobaron y sólo 25% no lo hicieron. Cuando se preguntó a los encuestados qué habían sentido ante las palabras del mandatario, 65% se manifestó “orgulloso”, 35% “más seguro”, 14% “atemorizado” y 21% “enojado”. Sin embargo, 42% de quienes vieron el informe se identificaron como republicanos, 25 como demócratas y 33 como independientes. En la población en general 25% son republicanos, 27 demócratas y 46 independientes (Gallup).

Lo cierto es que un país devastado no puede transformarse en un paraíso en tan sólo un año. Trump no se preocupa por la consistencia al presentar dos realidades tan distintas. Tampoco sus simpatizantes.

CLAUDIO X.

Dice López Obrador que el empresario Claudio X. González Laporte le pidió al Presidente detener el avance del candidato de Morena. Lo acusa también de financiar una campaña en su contra. Difícil de creer. Según el New York Times, Peña Nieto se quejó con él de las posiciones críticas de su hijo, Claudio X. González Guajardo, contra el Gobierno.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6