×
Carlos Oswaldo Orta
Carlos Oswaldo Orta
ver +

" Comentar Imprimir
15 Noviembre 2016 03:10:00
Duelo en las alturas
México es uno de los mejores mercados en el extranjero para la NFL y que un juego de temporada regular volviera al país era cuestión de tiempo.

Pero la liga, siempre cuidadosa de su celoso mercado local, acostumbra enviar a equipos con baja afluencia en estadios a jugar partidos sin mucha trascendencia, apelando a que sea quién sea que juegue, obtendrá un lleno seguro con aficionados ávidos de juegos a este nivel y sobre todo con dólares y libras que gastar.

Cuando los Raiders acordaron tener su primer juego en México como locales, las posibilidades de estar al tope de su división, una de las más duras de la NFL, eran mínimas, con los campeones Broncos y dos equipos bien armados de San Diego y Kansas City en paso de otra temporada ganadora.

Ahora los nombres y jerseys de Derek Carr, Amari Cooper, Michael Crabtree y Khalil Mack, seguramente serán vistos en la postemporada en enero.

La gran afición de Oakland que se concentra en México fue factor preponderante para que el juego fuera asignado a la CDMX, pero ni Goodell, ni los dueños de los Raiders y Texans, esperaron llegar con tanto en juego a esta fecha.

Ahora, el Estadio Azteca será anfitrión de un juego entre dos líderes de división, la Oeste y la Sur, que aspiran a un lugar, no solo en los playoffs, sino entre los primeros tres de la Conferencia.

Houston parece haber superado el “shock” inicial de perder a JJ Watt y en una división bastante floja, está en camino a regresar a la postemporada, ahora de la mano de una ofensiva que empieza a acoplarse a sus nuevas piezas, el quarterback Brock Osweiler y el corredor Lamar Miller, y cuya defensiva ha sabido ganar los juegos accesibles.

El lleno está asegurado en el remodelado Coloso de Tlalpan y la calidad del espectáculo podría convertirlo en un juego que abra aún más los ojos a los directivos de la liga para atraer no solo juegos de relleno al extranjero

La derrama de 80 mdd puede aun ser muy corta en relación a los partidos en territorio europeo, pero seguirá creciendo en la medida de los equipos que se acerquen al aficionado mexicano.

Tercera y largo

La NFL es vista por muchos como una corporación malvada (tal vez no está muy lejos de serlo), pero si algo garantiza la segunda parte de cada campaña, es un espectáculo.

Ayer los juegos entre Steelers y Cowboys además del Patriots contra Seahawks dieron un total de 14 cambios de marcador, siete cada uno, algo que nunca había ocurrido.

Con equipos que poco a poco van encontrando su nivel real, cada vez serán más los juegos que lleguen a este nivel de dramatismo, donde se dividen a los contendientes de los pretendientes.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2