×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
08 Junio 2018 04:00:00
Echando leña al fuego
No es mi intención el echar más leña al fuego y mucho menos en este momento en que un voraz incendio forestal en la sierra de Arteaga está a punto de romper récord de hectáreas devastadas, lo que ya se ha vuelto una tradición en nuestro estado. Pero sin duda, es necesario advertir que existe poco interés de los gobernantes para aplicar verdaderas políticas públicas y estrategias para prevenir y combatir incendios forestales, lo anterior a pesar de que en los últimos años Coahuila ha sido un mal ejemplo nacional en materia de conservación del medio ambiente.

Lejos se ve la intención de nuestros gobernantes de poner mayor atención a esta problemática. Incluso, no recuerdo haber visto en alguna plataforma política o propuesta de Gobierno de ningún candidato o partido político, la intención de implementar estrategias públicas para prevenir y reducir riesgos de incendios forestales, al menos no en los últimos seis procesos electorales locales o en el actual.

Y para muestra un botón: hace algunas horas, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Urbano de Coahuila, dijo que aunque aparentemente el incendio de la sierra de Arteaga fue ocasionado por un cortocircuito en un poste ubicado en la comunidad montañosa de Las Copetonas, no se ha contemplado un castigo para la compañía que lo pudo ocasionar.

Al cuestionarle sobre si las autoridades buscan algún castigo para los causantes, la titular ecológica del Estado, respondió: “Pues no, es un accidente, nadie quiere que sucedan estas cosas. La recomendación es mantener en buenas condiciones las instalaciones eléctricas”.

Es evidente que para la funcionaria estatal Eglantina Canales, el siniestro, que ha consumido ya aproximadamente 600 hectáreas de flora y fauna, entre los que se encuentra el tan emblemático pino, no es más que una eventualidad, por lo que poco importan las causas que lo ocasionaron. Ella misma ha adelantado que dicho desastre natural se reduce a un accidente, por lo que debemos abandonar la idea de que se pueda castigar a un posible culpable.

Sin duda la titular de la SMADU parece desconocer que es el estado quien debe evitar y controlar este tipo de incendios, no sólo con campañas de recomendaciones para la población o con el endurecimiento de penas para los ciudadanos que por descuido o de manera deliberada causen un incendio forestal, ya que estas alternativas, al menos en Coahuila, de nada han servido en la prevención y mucho menos en lo relativo a la reparación del daño ocasionado.

Entonces si tomamos en cuenta que los gobiernos en turno saben con precisión cuáles son las zonas caracterizadas por sus frecuentes incendios forestales, y a pesar de ello no han adoptado medidas eficaces para el manejo de estos siniestros, como la implementación de Cortafuegos, la adquisición de equipo pesado (vehículos contraincendios, camiones equipados con cisternas de agua, perfiladoras niveladoras a motor, redes de radio) la construcción de puntos de recolección de agua y bases técnicas bien distribuidas, o por lo menos el adiestramiento constante de comités locales de lucha contra incendios, no nos queda otra que advertir a la titular de Medio Ambiente en nuestra entidad que: al parecer, los culpables sí existen.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2