×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
11 Noviembre 2018 04:00:00
Economía, Comercio y Competitividad
Como parte de mis responsabilidades en la Cámara de Diputados tengo el honor de ejercer el cargo de secretaria de la comisión de Economía, Comercio y Competitividad. Hace unos días se celebró la primera reunión de la comisión, definiéndose como un objetivo estratégico impulsar un modelo económico sostenible enfocado a reducir el impacto ambiental de los actuales procesos de producción, distribución y consumo de bienes y servicios, y gradualmente sustituirlos por nuevos procesos que fomenten una economía circular, así como el uso de energías renovables.

Los temas de economía, comercio y competitividad requieren de un análisis transversal que también incorpore los otros dos aspectos del desarrollo sostenible: el medio ambiente y la sociedad. Necesitamos que nuestro producto interno bruto (PIB) crezca en términos reales, con la consecuente creación del empleo, pero a la vez que este crecimiento sea respetuoso del medio ambiente y del tejido social.

Nuestra economía es la décimo primera a nivel mundial en cuanto a producto interno bruto y una de las más abiertas a nivel mundial. Tenemos acceso a más del 80% del PIB global gracias a diversos acuerdos comerciales y de negocios que han permitido a nuestro país ser uno de los actores más importantes en el comercio y la economía internacional. Nuestra población es también de las más grandes: ocupamos el sitio número 10 entre los casi 200 países que registran las Naciones Unidas.

Sin embargo, esas cifras no reflejan a una nación avanzada en materia de desarrollo sostenible: de acuerdo con el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial, nuestro país ocupa el sitio 51 en materia de competitividad, el 123 en cuanto a calidad de sus instituciones y el 49 en materia de sofisticación de negocios. México es una nación considerada intermedia, es decir, que genera recursos por la vía de las manufacturas y la transformación y no predominantemente por servicios.

A ello se suman los Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados en septiembre de 2015 por Naciones Unidas, mismos que son considerados por México como un eje central para diseñar sus políticas internas. Al respecto, el Objetivo número ocho hace referencia al crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible.

En tal virtud, son tres los aspectos fundamentales mediante los cuales nuestro país debe modificar de manera sustancial la forma y la visión con que funciona su economía y la forma en que dota de bienestar a su población. Esos aspectos son los siguientes:

• Es indispensable que la economía opere con pilares institucionales enfocados en los temas que realmente se discuten entre las naciones avanzadas. Hacer las preguntas equivocadas o plantear temas que ya son realmente obsoletos, puede llevarnos al estancamiento y a la pérdida de visión. Nuestra población reclama un cambio que sólo puede venir cuando el funcionamiento de la economía está basado en elementos fundamentales que le den sustento: educación sólida de nuestros ciudadanos, el imperio de la ley, una eficiente hacienda pública, un marco regulatorio y de supervisión con visión de desarrollo sostenible.

• Modificar sustancialmente la visión con que se entiende el comercio interno y global. Hoy en día, los acuerdos comerciales de nuestro país con el resto del mundo, así como el comercio interno en nuestra economía, deben tener como fundamento el promover no sólo los intercambios de mercancías y servicios, sino enfocarse en la promoción del desarrollo sostenible del país. Negociar acuerdos comerciales únicamente con fines mercantilistas resulta en una visión pobre y reducida frente a los retos que tenemos como nación: mejorar el nivel de vida de la población, promover la formación de capital y oportunidades, acabar con la pobreza extrema, entre otros temas.

• Cambiar la visión y las herramientas con que promovemos la competitividad de nuestro país a nivel internacional. Para que México pueda transitar de una economía determinada por la eficiencia (economía intermedia) a una basada en la innovación (economía avanzada) es necesario que la competitividad venga precisamente de la innovación, la tecnología y la educación. La competitividad implica tener una economía donde la ley se cumpla, donde sea posible dar certeza a las inversiones de largo plazo.

Para tener un México competitivo tenemos que darle al país un sustento real y viable, que únicamente puede alcanzarse con una visión de sustentabilidad, es decir, impulsando el equilibrio entre los aspectos económicos, sociales y ambientales.

La única forma de lograr esto es trabajando de manera comprometida, pero con visión de largo plazo con acciones inmediatas. Esto es, amigas y amigos, lo que significa un verdadero desarrollo para México.

Nos leemos la próxima semana. ¡Muchas gracias!
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65