×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
05 Abril 2017 04:00:00
Ecuador: Cambio de timón
En Ecuador, el presidente Rafael Correa (55) estuvo en el poder 10 años, tras ganar tres elecciones. En esta ocasión pudo ser candidato por cuarta ocasión, tras los cambios constitucionales que ahora permiten la reelección indefinida, pero decidió no presentarse.

Lenín Moreno (64), ante la decisión de Correa, es elegido candidato del izquierdista Partido Alianza País. El 19 de febrero, en la primera vuelta electoral, obtiene 10 puntos de ventaja sobre su más cercano competidor, el banquero Guillermo Lasso (61), de la coalición derechista Suma-Creo, pero no alcanza los votos para impedir la segunda vuelta.

El pasado domingo 2 de abril, tuvo lugar la segunda vuelta ya solo entre Moreno y Lasso. En la noche del mismo domingo, con el 94.6% de las urnas contadas, el Consejo Nacional Electoral (CNE), dio como vencedor a Moreno con el 51.07% sobre el 48.93% de Lasso. El número no varió con el 99.6% de las urnas contabilizadas.

Lasso, cercano al Opus Dei, al conocer los resultados exigió el recuento de votos alegando que hubo fraude y que no iba a aceptar los números del CNE.

El domingo, antes de que se conociera la versión oficial, alguna encuesta de salida otorga el triunfo a Lasso y otra a Moreno. Los medios a favor de uno y otro los dieron como vencedores.

El proceso judicial iniciado por Lasso, al que tiene derecho, va a continuar sus pasos, pero se ve muy difícil que a consecuencia del mismo pueda haber un cambio en el resultado y en los números oficiales proporcionados por el CNE.

En la recta final, Venezuela entró a la campaña. Lasso insistió que de ganar Moreno, Ecuador se volvería como aquel. Invitó a Lilian Tintori, activista de la oposición venezolana, para que participara en uno de sus mítines. Las autoridades no la dejaron entrar al país.

Moreno, su campaña fue asesorada por un despacho mexicano, asume la Presidencia de un país dividido y polarizado. Su estilo personal, sereno y tranquilo, es distinto al de Correa que siempre confronta y llega a ser agresivo. Éste ya como presidente nunca pudo entablar un diálogo serio con la oposición.

Recibe un país con logros importantes en salud, educación e infraestructura, pero ahora en una complicada situación económica por la caída de los precios del petróleo y también por el descontento y la molestia de la mitad del país contra la “revolución ciudadana”, impulsada por Correa.

El arranque del Gobierno de Moreno no va a ser fácil. Está obligado a dialogar con la oposición que no reconoce su triunfo. Y también a hacer ajustes al modelo de gobierno que impulsó Correa financiado por el boom de los precios del petróleo. Ahora, los recursos de los que dispone son limitados.

Moreno ha dicho será presidente para todos los ecuatorianos, pero también que va a continuar con el proyecto de la “revolución ciudadana”. El próximo 24 de mayo, Correa deja el cargo, 10 años en el poder son muchos. Ya anunció que irá a vivir a Bélgica, el país de su compañera.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2