×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
28 Marzo 2011 03:00:22
Edomex:  ventaja del PRI
Si como dicen, las elecciones a gobernador en el Estado de México son el laboratorio de lo que puede ocurrir en las elecciones del año entrante para la Presidencia, grande debe ser en estos momentos la preocupación de los dirigentes y aspirantes a candidatos del PAN y del PRD. Y es que después de este fin de semana no hay duda, el PRI y Peña Nieto se han mostrado más hábiles y en mejores condiciones para competir y ganar. Usando, es cierto, las formas más viejas del PRI pero logrando sus objetivos: tener un candidato competitivo y preservando la unidad de su partido.

Frente a esto una consulta desangelada, sin candidatos, en la que las burocracias del PAN y del PRD se movilizaron frenéticamente para darse la razón. Ganó sin sorpresas y de calle el sí a la alianza, un resultado que quizá conforte a quienes la promueven pero que no resuelve ni mejora su capacidad real para competir. Ya se sabe que López Obrador, en este caso, no va a aceptar la alianza y que Encinas va a buscar que PRD, PT y Convergencia vayan con él. El PAN no tiene siquiera un precandidato para jugar dentro de la alianza, mucho menos por la gubernatura.

El PRI y Peña han ganado en toda la línea: de entrada lograron que durante tres meses nadie hablara mucho de ellos. Todos imaginábamos, incluido el Gobernador y su equipo, que estos meses iban a ser de un duro y constante golpeteo contra su gobierno: revelaciones, cuestionamientos, críticas de todo tipo. La verdad es que por lo pronto no se ha llevado ni un rasguño. Y la responsabilidad es de sus oponentes que han dedicado todo este tiempo a tratar de establecer una estrategia común y a resolver problemas internos.

El PRI, y sobre todo Peña Nieto, lograron resistir la tentación dinástica. Lo que parecía hasta el sábado que sería la gran equivocación de Peña Nieto, designar como candidato a un miembro de su familia y de la élite mexiquense, lo evitó al escoger a un político de orígenes humildes más acorde con ese viejo PRI que tanto le gusta a Peña y que siempre fue promotor del ascenso social dentro de sus filas. Eruviel Ávila lo entendió a la perfección y el mismo sábado declaró: “El PRI es un partido que da oportunidades”.

El miedo a la división quedó también conjurado. La cargada funcionó a la perfección y todos los contendientes disciplinados hicieron gala de solidaridad y apoyo con el elegido gritando frente al micrófono: “Todos para uno y uno para todos”. Un poco infantil, sin duda, pero igual eficaz.

Falta la campaña y la elección pero la ventaja hasta el momento es indiscutible: el PRI ha sabido manejar los tiempos, designar candidato, evitar rupturas y se perfila a un triunfo, que de ocurrir, mucho pesará en el ánimo de todos los contendientes.


Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2