×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
25 Julio 2018 04:00:00
Educación
¿Qué tiene que ver el nivel educativo con la economía de un país?, me preguntarán mis queridos 36 lectores (nos ha ido muy bien con nuestros lectores y se suman cada día más, saludos). Pues mucho, porque realmente es el que va sacando a un país del subdesarrollo, y el ciclo es muy sencillo: estamos viendo que en las escuelas primarias donde hay pobreza tienen también una enseñanza pobre porque los maestros (no todos) no enseñan lo suficiente para poder llevar a los muchachos al nivel de educación de una secundaria privada o de una zona de ingresos altos y que sea pública; inclusive, a los muchachos de escasos recursos económicos les es muy difícil pasar los exámenes para ingresar a secundaria o preparatoria y no se diga para ir a la universidad.

Debido a lo anterior es que tenemos que romper ese ciclo para que la gente de escasos recursos pueda tener una educación de nivel desde primaria y esto le cambiaría la vida a millones de mexicanos, ya que de ahí puede pasar a secundaria y a bachillerato y ahora sí tener la aspiración para poder entrar a la universidad.

En la actualidad, en las escuelas primarias de escasos recursos uno de cada 10 llega a la facultad, es bajísimo el índice de esa gente que puede salir de la pobreza.

Tenemos que crear un sistema de profesores de calidad y más instalaciones adecuadas para que la relación de 10 a 1 se vaya 8 a 1, ya que en estas escuelas los niños no tienen el hábito de la lectura, no le saben a las matemáticas y tienen un bajo coeficiente de aprendizaje.

El plan de estudios debe ser simple para que cualquier niño indígena, cuya lengua materna no sea el español, pueda terminarla y realmente no necesitamos herramientas tecnológicas, pero sí que los menores tengan sus vacunas y una alimentación adecuada para desarrollarse.

También tenemos que darles lo que en las escuelas privadas les dan y que dicta la Secretaría de Educación Pública, como talleres e idiomas.

Señores, realmente el programa de estudios de las escuelas primarias en la actualidad está diseñado para que todos los niños del país aprueben la primaria y con ello eleven en números generales el nivel de estudios de la población, pero también nos arrastra a que tengamos una muy baja calidad de la misma, y esto trae como consecuencia la falta de movilidad social, que en sí es no quedarse en la pobreza, no nacer pobre y morir pobre, sino quitar ese estigma a los mexicanos.

No digo que se pueda corregir en un sexenio, estamos hablando de que son de cuatro a seis generaciones para que cambie el sistema y exista una clase media más fuerte y pensante.

Si realmente queremos un México con jóvenes con las mismas oportunidades para salir adelante sin importar que sus padres sean ricos o pobres, la solución no es el socialismo o la simple redistribución de la riqueza: la receta es tan sencilla como igualar los programas de escuela pública con los de la escuela privada.

Es indispensable que todas las escuelas públicas a nivel nacional eleven la calidad de la educación para que así puedan pasar un examen de admisión de prepa o universidad y con esto se tenga más oportunidades para los jóvenes.

Veo muy mal que los maestros del SNTE hereden las plazas o que las compren y que quienes no estudiaron para ser maestros de todos modos están al frente de un grupo o de directores, desde ahí tenemos que cambiar, romper paradigmas para que en menos de 20 años seamos un país desarrollado con mejores vialidades e infraestructura a nivel nacional.

Es por eso, mis queridos lectores, que es tan importante la educación, como dijera mi maestro Alberto Salazar: “Hay que romper la roca del saber”. ¿Y ustedes qué piensan?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2