×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
06 Mayo 2018 03:10:00
Efectivamente
EFECTIVAMENTE, EL GOBIERNO DE COAHUILA tiene proyectado instalar en Monclova el servicio de metrobús. En la página 87 del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2023, como parte de los proyectos estratégicos, el inciso 14 dice “Sistema de Metrobús de Monclova”. Así nomás, sin mayor detalle.

A PRIMERA VISTA SUENA interesante este proyecto –del que se desconoce si existen los estudios correspondientes- pero tal parece que sólo es una buena intención, como la mayoría de los planes presentados por el Gobernador 147 días después de haber iniciado el actual sexenio. Y es que para modernizar el servicio de transporte público con un metrobús antes habría que arreglar la vialidad de Monclova que es caótica, impráctica y carente de lógica.

No en balde, entre las propuestas de algunos candidatos a la Alcaldía de Monclova, está la de remediar este caos empezando por revertir el par vial y quitar la única rotonda cuadrada con su monumento al mal gusto –claro exponente del “art-nacó”-, conocido como el rallador. Además, esta mala planeación vial es, en gran medida, la que ocasiona accidentes innecesarios y que los conductores perdamos la paciencia manejando a la brava.

Y NO BASTA CON ARREGLAr la vialidad, habría también que realizar una campaña intensiva de educación vial –que por cierto ningún candidato menciona este tema-, empezando por las autoridades -incluyendo Simas- que ni siquiera tienen un mínimo de educación para avisar cuando cierran las vialidades con algún señalamiento, tanto preventivo como informativo con las rutas alternas. Además de educar a los conductores –incluyendo motociclistas- y peatones, habría que transformar el pésimo servicio del transporte público que hace casi obligatorio tener un vehículo para movilizarse, ocasionando mayor congestionamientos de tráfico. Esto sin mencionar la escasa civilidad de los choferes del transporte público.

CUANDO VEAMOS QUE La vialidad empiece a funcionar, que se promueva la educación vial, que el transporte colectivo sea efectivo, que se atienda debidamente a la movilidad, y que las autoridades se involucren de verdad, entonces podríamos suponer que algún día de este sexenio habría un metrobús en Monclova. Mientras tanto no pasa de ser una buena intención, otra más de las que abundan en este Plan de Desarrollo.

LLAMA LA ATENCIÓN EN Este Plan la abundancia de verbos tales como fortalecer, mejorar, ampliar, reforzar, promover, impulsar, apoyar, consolidar, intensificar y aumentar, entre otros similares, que denotan “más de lo mismo”, como si la mayoría de las cosas funcionan

bien en su estado actual y no se necesita cambiar algo. Mientras la palabra “construir” aparece tres veces, la palabra “fortalecer” se utiliza 36 veces, como lo señaló el analista político Luis Carlos Plata.

DICHO PLAN TOMA como base los mismos cuatro “ejes rectores” que planteó el actual Gobernador durante su campaña electoral. Sin embargo en este Plan desaparecieron algunas de sus promesas de campaña. Por ejemplo, ya no se menciona la eliminación del fuero de todos los servidores públicos; ni de la creación de 170 mil nuevos puestos de trabajo y elevar los salarios; ni el programa de escuelas de tiempo completo en educación básica.

EN EL RUBRO de salud pública en el Plan tampoco aparece la promesa de firmar una alianza estratégica con las farmacias privadas para que surtan las recetas cuando el hospital no las tenga y que el Gobierno pagaría; ni tampoco menciona la construcción de cuatro nuevos hospitales generales y dos más de especialidades, uno de oncología y otro cardiovascular. También desapareció la propuesta de campaña de exigir al IMSS que amplíe y modernice todas sus clínicas y hospitales, empezando por la de Monclova.

ESTE PLAN ESTATAL de Desarrollo, pleno en buenas intenciones y de “más de lo mismo”, tampoco dice cómo se realizarán sus planes, ni cuándo, ni cuánto costarán, ni con qué recursos se llevarán a cabo. ¿Con más deuda? Qué más quisiéramos que tener en Monclova, entre otras cosas, un buen sistema de metrobús y que las buenas intenciones –como las de los actuales candidatos- llegaran a ser realidad. Sin embargo, se nos olvida –a todos- que el camino al infierno suele estar lleno de buenas intenciones.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2