×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
03 Marzo 2017 04:00:00
Efecto en las urnas
Javier Guerrero entró de lleno a la competencia por el Gobierno del Estado. Las 187 mil 642 firmas depositadas este miércoles en el Instituto Electoral de Coahuila (IEC) aumentan sus posibilidades para las elecciones del 4 de junio como candidato independiente. El PRI lo subestimó, como a otros aspirantes, pero en su caso el efecto en las urnas será mayor, pues le restará votos al partido donde militó por casi 40 años. Comparada con el proceso del PRI, donde 400 mil boletas se tradujeron en medio millón de votos, la recolección de cédulas impactó más por su organización, número y credibilidad. Las contradicciones y el pésimo manejo de la información convirtieron la histórica consulta priista en comedia.

El mismo día que Guerrero entregó en el IEC las cajas con las firmas, apiladas en diablitos, corrió la noticia sobre una presunta reunión del exgobernador Humberto Moreira con el candidato del PRI, Miguel Riquelme, el exalcalde de Torreón, Eduardo Olmos, representante del Gobierno de Coahuila en la Ciudad de México, y el secretario de HMV, Marco Flores, en el restaurante Sanborns de San Ángel, en la capital del país.

También se publicó la encuesta de febrero de Reforma, patrocinada por Grupo Zócalo, en la que Riquelme subió dos puntos en la intención de voto (de 38% a 40%) con respecto a enero, mientras el panista Guillermo Anaya conservó el 36 por ciento. Armando Guadiana, de Morena, aumentó un punto (de 12% a 13%) y Guerrero se mantuvo en 5 por ciento. El 76% de los consultados dijo no conocer al candidato independiente, situación que le brinda mayor margen de crecimiento. Las campañas empezarán el 2 de abril.

El discurso de Guerrero, en la entrega de firmas, evocó la Revolución de Terciopelo, impulsada por el político, escritor y dramaturgo Václav Havel. El movimiento marcó el fin de la hegemonía del Partido Comunista de Checoslovaquia en 1989. Entre 1993 y 2003, el autor de El Poder de los sin Poder (Encuentro Ediciones, 1990) fue el último presidente de Checoslovaquia y el primero de la República Checa. También recordó la Primavera Árabe que terminó, en gran parte gracias a la participación de los jóvenes, con las dictaduras en Túnez, Egipto y Libia.

Guerrero se inspiró en su amigo Luis Donaldo Colosio, de cuyo asesinato se cumplirán 23 años el próximo 23 de marzo. “Hoy Coahuila es un territorio con muchas ganas de cambio y de justicia”. Entonces citó una parte del discurso de Colosio del 6 de marzo de 1994: “‘(Veo) ciudadanos que se sienten agraviados por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por el abuso de las autoridades y por la arrogancia de las oficinas gubernamentales’. (…) Pero lo que no he visto en Coahuila es la cara de la derrota”.

También incorporó un tema que unifica a los mexicanos, el proyecto de Trump en la frontera, para incitar a los hombres, mujeres y jóvenes del estado a dar el paso hacia la alternancia sin partidos: “Hoy tengo la certeza de que el muro del miedo está cayendo en Coahuila. La dignidad florece y se va a multiplicar en esta primavera ciudadana que juntos hemos hecho posible”.

Advirtió que “para desmantelar este entramado de ilegalidad, que permitió endeudar al estado a límites intolerables; desmantelar la incompetencia, el amiguismo, el encumbramiento de la mediocridad y el manejo discrecional de los recursos para someter la voluntad de los ciudadanos (…) el cambio no puede esperar. (…) No más camarillas, no más castas familiares”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add