×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
29 Marzo 2017 04:00:00
Efecto viral
Hace unos días un video comenzó a circular por internet y pronto se popularizó a nivel nacional. Una adolescente de 15 años publicó vía Facebook un video en el que expone el hartazgo que tiene sobre el sistema educativo, al que considera retrógrado y que no es compatible con su persona. En dicho video hace pública su decisión de dejar la preparatoria; además, expone que no es necesaria la mayoría de edad o una etiqueta para crecer en oportunidades o para hacer lo que verdaderamente se quiere en la vida. Hay que recordar que la adolescencia se caracteriza por un cambio de actitud, que en algunos casos puede llegar a rebeldía para vivir nuevas experiencias. Los jóvenes de hoy viven el auge tecnológico, lo que les da la oportunidad de extender su mano, exigir ser escuchados y ser ejemplo para muchas personas que comparten una misma manera de pensar.

Lo alarmante son los medios de comunicación, la popularidad es clave para ellos, más allá de actos buenos o malos. Hacen uso de todo lo que llama la atención de la gente, olvidando muchas veces los valores sociales o de la familia. Es perturbable que se aplaudan este tipo de actos. Las personas somos siempre un ejemplo, y no culpo a una joven; es de aplaudir el valor que tuvo para presentar posturas muy diferentes de las que ya son costumbre en nuestro país y sobre todo que se necesitan día con día como crecimiento personal. No confundamos, las cosas no han cambiado. Hablamos de una etapa moderna, pero es de cuestionarnos y preguntar ¿qué es lo que queremos hoy en día para nuestra juventud?, es de discernir, ¿a qué me refiero? Está claro, todos queremos oportunidades para nuestros jóvenes; creo sumamente en la preparación. Hoy el joven emprende, anhela, sueña y vive y vaya que lo he expuesto en columnas anteriores. Se trata de empeñar y sumar esfuerzos para que se motiven, dando las herramientas necesarias para que cumplan sus metas y esos propósitos. Es verdaderamente denigrante que los medios de comunicación le den seguimiento a este tipo de actos; los jóvenes son el motor de ese tan llamado sistema educativo, son el impulso y tienen que estar activos, es por ello que les comparto mi idea en la cual se respeta la opinión y que realmente nos sirva para entrar en razón del futuro de nuestros familiares que se encuentran en esta edad.

Es fundamental tener claro que el crecimiento individual no requiere que la persona sea oportunista; las personas realmente trabajan y se especializan para poder explotar su máximo potencial, no necesariamente en etapas adultas. Hoy la sociedad crece y exige más debido a una competencia constante; hoy queremos que nuestros jóvenes tengan la experiencia necesaria para que construyan un mejor futuro. No podemos dejar de lado una profesión y mucho menos la preparación. Exhorto firmemente a todas las personas, sin distinciones, que no se cansen de aprender, de soñar y de vivir. Herramientas necesarias que hacen que disfrutes de la vida y mensajes que deben ser inculcados siempre en nuestras futuras generaciones. Seamos constantes y conscientes porque después de la perseverancia y dedicación siempre viene una etapa fructuosa.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2