×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
02 Enero 2016 05:05:50
El 2016 (dos libros)
Al inicio de cada año suele la gente, entre otros asuntos, establecer diversos propósitos (por ejemplo bajar de peso, hacer ejercicio, leer más, aprender otro idioma, estar más cerca de los seres queridos, conocer nuevos lugares), también imaginar escenarios que van a ocurrir en los siguientes meses (y para ello le hacemos al pitonizo) e ilusionarse con la posibilidad de que ocurra tal o cual cosa, por ejemplo, de que nuestro equipo de futbol sea campeón (lo cual me ocurre desde el 98 y no pierdo la esperanza).

Sobre parte del primero de dichos aspectos versan las siguientes líneas.

Quizá no sea quién para sugerir nada, para ser ejemplo de algo. Pero sobre todo no lo soy en relación con la alimentación, ni tampoco con el ejercicio, menos con el aprendizaje de idiomas; sugeriría visitar un sinfín de lugares de nuestro México y me encantaría tener tiempo y oportunidad de visitar Coahuila, es decir, el mejor estado de la República.

Pero bueno, sin ser experto y pensando que algunos aún están en los últimos días del descanso navideño y por lo tanto sin muchas ganas de hablar de política, quiero sugerir un par de libros que tuve la fortuna de leer hace unas semanas.

Voces de Chernóbil, de la recién galardonada con el Nobel de Literatura, Svetlana Alexiéviches, un libro polifónico que permite acercarnos a la gran tragedia de los años 80 con los relatos de testigos y víctimas de la explosión de la planta nuclear de Chernóbil ubicada en Ucrania, en la frontera con Bielorrusia. Ahí se encuentra uno con la devastación, con los dramas de miles de
seres humanos, con la valentía de muchas personas que evitaron que el daño fuera mayor. Es un libro de desesperanza, de traición hacia un pueblo, de patriotismo de un pueblo para con su nación, de amor entre seres humanos y de mucho dolor. Es la convocatoria de Svetlana a sus paisanos para que reclamen el daño que se hizo a Bielorrusia, un país agrícola, sin plantas nucleares, un territorio cuya contaminación será milenaria.

Hay textos que uno no puede dejar de leer, Voces de Chernóbil es un libro que por el contrario, le obliga a uno a hacer pausas, a tomar descansos, a cargar batería para volver a la lectura. Una obra intensa, excelente.

El otro libro tiene dedicatoria a los profesionales de la educación y a quienes piensan que la escuela es punto central de la comunidad y el gran objetivo para la inversión. Despertad al Diplodocus, de José Antonio Marina Torres, nos habla de lo que él llama la gran conspiración para transformar la escuela y la comunidad.

Si bien ahí se plantean reflexiones, análisis y propuestas ligadas al sistema educativo español, basta con ir cambiando durante la lectura España por México y podemos notar que la realidad es prácticamente la misma (aunque en los hechos no lo sea) y, por lo tanto, lo que ahí se expone sirve para entender nuestro presente y vislumbrar el futuro que se avecina.

Despertad al Diplodocus enaltece la figura del maestro, exige reconocimiento social a su papel en la comunidad, subraya la importancia de la formación inicial y de la actualización permanente, sugiere un trabajo más colectivo entre los docentes y se alerta sobre el interés económico que diversos grupos tienen en relación con la educación.

También en Despertad al Diplodocus se promueve un compromiso del magisterio para asumir el cambio y participar en la transformación de la profesión. Y la necesidad de que la sociedad entera participe en los cambios que requiere el sistema educativo.

Señala Marina Torres que si hoy tomamos algunas medidas, en el futuro cercano el magisterio será la profesión élite en la sociedad.

Dicen que hay que leer un periódico al día, una revista a la semana y un libro al mes. Creo que es un excelente propósito para el 2016. En lo personal en estos momentos estoy leyendo otro de los libros de Svetlana, La Guerra no Tiene Rostro de Mujer, espero que Santiago Posteguillo nos entregue su siguiente novela histórica, que supongo será la continuación de los Asesinos
del Emperador y de Circo Máximo, que tratan, respectivamente, sobre la vida de Domiciano y Trajano.
Confío además que John Grisham publique uno o dos buenos libros, además que salga a la luz el siguiente ejemplar de Juego de Tronos y que alguno de ustedes me recomiende algo interesante.

Ah, sobre el tema de las ilusiones, creo que este año seremos campeones con “El Jefe” Tomás Boy. Y en relación con lo que va a ocurrir en el 2016, en la próxima entrega haré mis predicciones.

Un fuerte abrazo y en este 2016, lo mejor para ustedes, para sus familias, para Coahuila, para nuestro México y para el mejor sindicato: el SNTE y las mejores secciones sindicales: la 5, 35 y 38.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2