×
Georgina Cano
Georgina Cano
ver +

" Comentar Imprimir
07 Enero 2018 04:10:00
El 6 de Reyes
Finalmente llegó el día 6 de Reyes Magos, como comúnmente lo llamamos, y con ello la culminación de la tradición navideña que cada año con gran alegría y entusiasmo celebramos. Y sí, son fechas y momentos tan especiales que algunos de ustedes, queridos lectores, seguramente me corregirán con respecto a la culminación de las fiestas navideñas.

Aún falta por llegar el 2 de febrero, Día de la Candelaria en que las familias y amigos se reúnen para el levantamiento del niño. Recuerdo con gran cariño este evento en casa de la tía Irma, quien amablemente me hospedó en mis benditos tiempos de estudiante de Leyes, haciendo que no sintiera tanto el estar lejos de casa y quien año con año no dejaba pasar por ningún motivo el evento del levantamiento del niño.

¡Cuán importante es preservar nuestras tradiciones! Ellas conllevan un pilar que sostiene y alienta el afecto entre las personas. Pensamos en la llegada del Día de Reyes Magos con gran ilusión posee un tinte mágico para todos. En la época navideña solemos ser más receptivos y conscientes sobre lo que tenemos y lo que sentimos, y así el Día de Reyes se convierte en una oportunidad para promover la convivencia y armonía familiar, tanto niños como adultos estrechan lazos de armonía, amor, cariño y fraternidad.

Los adultos esperamos este día para sentarnos una vez más a convivir y compartir la rosca y los niños escriben sus cartas pidiendo presentes y bendiciones a los tres Reyes Magos, dejando sus zapatos o botas navideñas, ya sea cerca o debajo del árbol navideño con la esperanza y gran ilusión de despertar y encontrar aquello que desean recibir, pero lo más importante es que al vivir estas tradiciones transmitamos el verdadero significado de las mismas a los más jóvenes.

Para quienes profesamos la religión católica, la tradición va desde destinar un espacio para colocar el nacimiento, representado por un pesebre en el cual colocamos al niño Dios rodeado por María, José, un ángel, los tres Reyes Magos, un burro, un buey, ovejas, pastores y algunos otros personajes, lo que nos hace entender la naturaleza humilde del alma humana, recordando el largo viaje que hicieron los Magos del 0riente tras el nacimiento del niño Jesús, quienes, guiados por una estrella, acudieron a entregarle regalos de gran naturaleza simbólica: oro, incienso y mirra, reconociendo así su calidad como rey de reyes, su naturaleza divina y el anuncio a sus padecimientos como redentor de la humanidad.

Conservemos estas tradiciones con el sentido real por el que comenzaron a celebrarse. La sociedad y los tiempos que hoy vivimos lo requieren.

Querido lector, si bien la época navideña es el momento perfecto para demostrar el amor que sentimos por los demás, no olvidemos hacerlo cada día, aprovechemos cualquier oportunidad para ser generosos y hacer saber a nuestros seres queridos cuánto los amamos y que pueden contar con nosotros.

Para este día yo les deseo el regalo de la felicidad, que esta se haga más grande cada día que pasa y que 2018 sea un muy buen año para todos.
¡Feliz Día de Reyes Magos!


Facebook: Georgina Cano | Twitter: @GeorginaCano
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2