×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
09 Agosto 2017 04:00:00
¿El actuar ‘irresponsable’?
La semana pasada se llevaron a cabo algunas reuniones en el Palacio de Gobierno del estado de Coahuila. En dichas sesiones, transmitidas y cubiertas por diferentes medios de comunicación, el Gobernador le cedió la palabra a nuestro gobernador electo para que hablara acerca del proceso de entrega-recepción. Estas acciones causaron controversia debido a que algunas personas, que integran el partido a quien la ciudadanía no otorgó su confianza, están en desacuerdo con los resultados de las elecciones antes mencionadas, aun cuando la mayoría votó por Miguel Riquelme. Este mismo grupo de personas ha calificado estos actos como “irresponsables”; pero, ¿realmente es así?

Según el Artículo 24 de la Ley de Entrega-Recepción del Estado y Municipios de Coahuila el ejercicio comienza una vez que el servidor público electo haya sido legalmente reconocido por el Instituto Electoral. Esto, cabe mencionar, se obtiene una vez registradas las actas y contado los votos, consiguiendo la mayoría de votos. Además, el gobernador electo tiene la facultad y obligación de nombrar a una comisión de enlace que esté al corriente de los proyectos, obras y programas en proceso de la Administración saliente para garantizar su cumplimiento, y de esta manera el bienestar de la ciudadanía. Es igualmente importante recalcar que además de un artículo a nivel estatal, existe el Artículo 41 en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Esta disposición legal dispone que “En materia electoral la interposición de los medios de impugnación, constitucionales o legales, no producirá efectos suspensivos sobre la resolución o el acto impugnado”.

Por otra parte, es fundamental recordar que durante la próxima administración se tramitará y aprobará el Presupuesto de Egresos del 2018, el cual es una parte fundamental para la vida política y social de nuestro Estado. Este dinero es sumamente importante ya que está destinado a obras públicas, programas sociales y plasma las entradas y salidas de dinero planeadas durante una administración. Sin el proceso adecuado, el curso de las acciones a realizar en beneficio de los ciudadanos quedaría estancado.

Habiendo mencionado todo lo anterior, insisto en preguntar, ¿es realmente “irresponsable”? Las acciones y medidas que se han tomado a partir de las elecciones estatales de este año se han planeado de acuerdo con lo que estipula la ley bajo la cual nos regimos. El proceso que se inició el 31 de julio ha sido transparente y legal, procurando brindar beneficios a los coahuilenses. Reitero que las sesiones celebradas hace una semana ocurrieron dentro del marco legal correspondiente a los procesos electorales. Por otro lado, es de considerarse que en un caso en donde abunda la incertidumbre para unos cuantos que están inconformes, lo irresponsable sería dejar a nuestro estado en una situación de desasosiego. Dejar a nuestro estado sin Gobierno, sin presupuesto y sin vida política representaría una falta inconmensurable de juicio. Además de que la inseguridad regresaría a nuestras calles y se abriría un espacio para la corrupción a la que tanto combatimos; todas las obras públicas, programas sociales y demás proyectos en beneficio de la sociedad coahuilense quedarían en condiciones de
paralización.

Aprovecho este espacio para exhortar a la ciudadanía a informarse y a realizar un análisis a profundidad acerca de la situación que vivimos. Después de realizar este ejercicio, reconsiderar qué es realmente irresponsable, si tomar medidas en beneficio de todos y todas los coahuilenses o simplemente dejar a nuestro estado con sus comentarios sin fundamento en una situación de inquietud.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2