×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
20 Julio 2018 04:00:00
El acuse de recibo de la mafia que todavía gobierna el país
El Instituto Nacional Electoral (INE) ha multado este miércoles al partido Morena con 197 millones de pesos por presuntamente haber utilizado en el pasado proceso electoral recursos de un fideicomiso que creó para ayudar a damnificados del sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Morena ha reaccionado como un toro en el potrero al ser mordido por una nauyaca (serpiente venenosa que abunda en los pastizales del sur del país), y ha asegurado que el fideicomiso no lo hizo el partido de marras sino particulares.

Además sostiene que, en dicho fideicomiso, no hubo nunca dinero público, ni salió de esas arcas, tampoco, un solo centavo para fines electorales.

De los 11 consejeros que integran el Pleno del INE, diez se fueron sobre el partido de Andrés Manuel López Obrador buscándole los calcañales, justo cuando el ahora virtual presidente electo ha propuesto a la República romper el paradigma de la corrupción con la presentación de aquellas 50 acciones anunciadas el domingo reciente, en las que plantea que los burócratas de la élite del actual régimen, a partir del próximo 1 de diciembre, deberán cobrar menos de los 108 mil pesos mensuales que va a percibir Amlo desde su condición de presidente constitucional de México, como lo mandata el 127 constitucional, en el sentido de que ningún servidor público en México deberá ganar más que el presidente de la República.

Los consejeros electorales, sin duda, pertenecen a esa élite de burócratas de altísimo nivel que cobran incluso más que el presidente de la República. Cada uno de esos once cobra 600 mil pesos mensuales, en tanto que Peña Nieto cobra 270 mil.

El madrazo a Morena por parte del INE fue meco y sustrajo este jueves a López Obrador de sus cuatro días de vacaciones.

López Obrador, desde su rancho La Chingada, Palenque, reparó ante la inoculación del venenoso INE, y dijo a través de Twitter: La multa impuesta por INE a Morena por 197 millones de pesos es una vil venganza. No existe ningún acto inmoral con el fideicomiso a damnificados por el sismo. Nosotros no somos corruptos ni cometimos ilegalidad. Por el contrario, buscan enlodar una acción humanitaria.

Acudiremos a tribunales”.

Un día antes, anteayer miércoles, el INE había asegurado que Morena “participó activamente en la constitución de este instrumento financiero para allegarse de recursos como un mecanismo de financiamiento alterno a las reglas establecidas respecto al financiamiento privado en la ley”.

Y, al parecer bien seguro de lo que acusaba, el INE remachó: “Al fideicomiso entraron unos 78.8 millones de pesos: 44 millones en efectivo, 14.7 millones en cheques de caja y 19.7 a través de transferencias. Mientras que egresaron 64.4 millones a favor de miembros de Morena y que fueron cobrados en efectivo”.

El INE en voz de uno de los 10 consejeros que votaron por la multa de los 197 millones, Marco Antonio Baños, respondió a López Obrador este mismo jueves: “Aquí no se trata de vilezas, se trata de evidencias”.

Y apostillaba: “El fideicomiso recibió un total de 78.8 millones de pesos entre el 26 de septiembre de 2017 y el 31 de mayo de 2018, de los que 44.4 millones se hicieron en efectivo pese a no estar permitidos; de hecho, se efectuaron 1,662 depósitos con una cantidad promedio de 50 mil pesos”.

Marco Antonio Baños, entonces, emitió una interpretación, una suposición, que más que evidencia, parecía vileza: “Como el conjunto de aportantes (del fideicomiso) tiene vínculos directos con Morena”, luego entonces (hizo su silogismo, infiriendo) “en opinión del INE hay un mecanismo delicado que se hizo probablemente (sic) para las actividades de las campañas electorales”.

El consejero Baños, por cierto, fue quien propuso al Pleno del INE la multa a Morena por los 197 millones de pesos. Y fue apoyado por el PRI en el Congreso de la Unión, para que quedase investido como uno de los 11 consejeros de marras.

YeidCkol Polevnsky, presidenta de Morena, hizo, sin embargo, un reconocimiento de error: “el partido se equivocó al no informar al INE la existencia del fideicomiso para ayudar a los damnificados”. Y por ese motivo es la multa, por no informar de la creación del fideicomiso.

Y acotó: “Pero siendo el fideicomiso un asunto de particulares, el INE no tenía por qué multar al partido; además de que es una multa fuera de toda medida”.

Horacio Duarte, representante de Morena ante el INE, sostuvo dos cosas: Tildó a los consejeros electorales de ser unos “viles”. Y confió en que el Tribunal electoral del Poder Judicial de la Federación tercie en favor de Morena, porque entre este partido y el fideicomiso “no hay ninguna relación jurídica”.

Y a todo esto, ¿quiénes integraron el fideicomiso? Según información de Morena, lo integraron la escritora Laura Esquivel, Julio Scherer Ibarra, Jesús Rodríguez, Pedro Miguel, Bertha Maldonado, Taibo II, Elena Poniatowska, el sacerdote católico Alejandro Solalinde, entre otros. Y uno de los donatarios fue el mismo Andrés Manuel López Obrador, quien anoche revelaba que había cooperado con 500 mil pesos, producto de ventas de su último libro.

Más allá de la legalidad en que ahora, como en una bandera, se pretender envolver el Instituto Nacional Electoral, esta actuación de los consejeros electorales se ha interpretado en los territorios del Congreso de la Unión como el acuse de recibo de la mafia que todavía gobierna al país, respecto de las 50 acciones contra la corrupción que ha propuesto López Obrador aplicar a partir de que comience su sexenio.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2