×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
25 Mayo 2018 04:00:00
El ADN del éxito
Santos Laguna se coronó como el nuevo campeón del Torneo Clausura 2018 de la Liga MX, después de llevarse la victoria en el marcador global por 3-2 (1-1 en el juego de vuelta).

Julio Furch tuvo que esperar sólo 9 minutos para tener su primer balón a modo, y con un disparo de afuera del área puso el 0-1 a favor de Santos que colocó una losa de dos goles que no pudo remontar la escuadra de los Diablos Rojos.

Toluca en el trámite del encuentro mejoró, buscó de todas las formas lograr los goles del descuento, pero la figura del arquero Jonathan Orozco le quitó la gloria a jugadores como Luis Quiñones, Fernando Uribe y Pedro Canelo.

En el segundo tiempo, los Diablos Rojos lo siguieron buscando con la necesidad que el equipo tenía por buscar la esperanza de meterse a la final.

La cual llegó al minuto 81 con un centro de Rubens Sambueza que remató Gabriel Hauche a segundo palo para anotar el gol de la esperanza y que acercaba en el global a Toluca.

Sin embargo el empate nunca llegó y el Santos Laguna se consagró con el sexto campeonato de toda su historia en el futbol mexicano.

Esta es una crónica de una nota deportiva, la cual sin duda alegró a miles de personas que le vamos al Santos, no de ahorita si no de hace mucho tiempo, pero atrás del éxito del Santos Laguna, hay varios factores que ayudaron a conseguir esta ansiada sexta estrella.

1.- La unión de grupo. Este equipo se consolidó como un grupo muy bien integrado, sin un solo elemento que quiera brillar más que los demás o que no se esfuerce en cada pelota, en cada metro de la cancha.

2.- La tranquilidad. La principal virtud que aportó el novel estratega fue la calma, Robert Dante Siboldi tomó a un equipo nervioso y sin capacidad de reacción para convertirlo en uno que no se desespera y que tiene una gran capacidad de volver. Contrario a lo que sucedía en el pasado reciente, los Guerreros supieron imponerse a la adversidad partido a partido hasta llegar a la final.

3.- La forma en que pasaron la Liguilla. Santos sufrió como ninguno durante la etapa de eliminación directa. Primero se levantó de la lona para imponerse a un aburguesado equipo de Tigres, después dejó en claro que estaba para grandes cosas pasando por encima del América sin sembrar ninguna duda de sus capacidades, y por último, venció en el global al superlíder en una serie en que las agallas, antes que el juego bonito, fueron el factor principal.

4.- Jugadores clave. Jonathan Orozco, Javier Abella, Carlos Izquierdoz, José Juan Vázquez, Brian Lozano, Djaniny Tavares y Julio Furc, llegaron a la Liguilla en inmejorable momento. En ellos radicó la fuerza sobre la cancha y con ellos como emblemas alcanzaron la gloria.

5.- Su afición. La afición volvió a ser aquella que se hacía notar en la era del viejo estadio Corona, luego de algunas frustraciones, los seguidores albiverdes volvieron a comulgar con el plantel.

Desde la misma fecha uno se comenzó a vivir ese ambiente hostil para el rival y de apoyo para el local, además de que en la Liguilla se convirtieron sin duda en el jugador número 12.

Todos estos factores y algunos más, hicieron que este equipo volviera a tener un ADN de éxito, algo que todos podemos poner en marcha en nuestra vida diaria.

PUNTO Y APARTE

Entre injurias, reclamos, chascarrillos e invitaciones, los cuatro candidatos a la Presidencia de la República: Ricardo Anaya Cortés, Andrés Manuel López Obrador, Jaime Rodríguez Calderón y José Antonio Meade, desarrollaron el segundo debate presidencial en medio de tensiones provocadas por un sismo nocturno, alegrías suscitadas por un campeonato de futbol y sorpresas causadas por la reelección de un Mandatario venezolano odiado por muchos.

A diferencia del primer debate, este fue modificado en su formato de intervención al permitir que integrantes del público que fungían como espectadores, de los agarrones entre los candidatos, pudieran cuestionarlos respecto a la temática que fuera de su interés.

Lo cierto es que, pese a la intentona de –debate innovador– que se pretendió mostrar al público, la realidad es que ni siquiera los moderadores, León Krauze y Yuriria Sierra, pudieron mostrarse completamente imparciales en varias de sus intervenciones, dejaron mucho a deber como moderadores y les ganó más el querer brillar, que el ser imparcial.

Para mí, Meade fue el que mostró más conocimiento, más agallas, en cambio, AMLO y sus chascarrillos, dejan mucho qué pensar.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2