×
Químico del Amor
Químico del Amor
ver +

" Comentar Imprimir
26 Febrero 2018 04:00:00
El amor es un negocio
Este tema nace de una pregunta de una amiga por redes sociales. La palabra negocio la relacionamos con el dinero, pero en esta ocasión el contexto es un equipo en el que ambos obtienen beneficios que con otra pareja no pudieran conseguir. El amor está implantando en nuestro cerebro como un chip, como una precarga de la naturaleza, que tiene un plan para nosotros y que nos obliga a tomar decisiones ajenas a nuestra inteligencia o valores.

En el amor, 9 de cada 10 decisiones son inconscientes, por lo que al inicio el negocio es genético: eres rico o pobre en genes, es decir, en salud. El hombre más alto, con mejores glúteos y espalda amplia es rico genéticamente y es elegible por la mayoría de las mujeres; este hombre quiere una mujer cuya cintura sea más chica que su cadera, porque esto representa una mujer sana y fértil. La primera esfera de negociación es genética.

La naturaleza decide por nosotros que entre más nos guste la persona, es más probable tener un hijo sano, fuerte y sexy.

Ahora bien, la capacidad de hacer un hijo sano no es el único requisito, pues hay hombres que no tienen habilidades sociales para ser buenos padres: son poco comprometidos con la pareja o con el hijo, no apoyan económicamente, prefieren estar con sus amigos que estar con la familia, le dedican mucho tiempo al trabajo en lugar de escuchar o apoyar a la esposa, etcétera, por lo que el cerebro exige cualidades de un buen padre o madre para brindar herramientas al niño para que se adapte, sobreviva y destaque a lo largo de su vida.

Lo complicado es que estamos acostumbrados a creer que el amor son sólo sentimientos y que estos son suficientes para que la relación funcione toda la vida. En realidad, la pareja caduca cada cinco a siete años; no se acaba el amor, sino que es como una metamorfosis.

La relación ya no cumple las metas actuales debido a que el entorno y la vida cambia, y aunque se amen mucho, este sentimiento pasional sólo resuelve 70% de los conflictos, mientras que el resto es conveniencia: si el amor ya no es un negocio conveniente para ambos, la relación se disuelve.

Hay estudios a nivel mundial que demuestran que si la mujer es independiente económica y emocionalmente, y sólo tiene un hijo, el matrimonio se disuelve a los cuatro años, en promedio, si la pareja no logra avanzar y superar la crisis.

En México contamos con un índice de 21% de divorcio. El amor, ese sentimiento al que le hemos otorgado poderes sobrenaturales, en realidad es una reacción química que disminuye su afecto a medida que pasan los años. Es decir, el amor se acaba si tú lo permites, pero se puede reactivar.

Notarás que cada vez hay menos sexo, discuten y ya no llegan a acuerdos benéficos para ambos; quieres que cambie y no lo hace, hay desconfianza, duran días sin hablar, terminan y regresan, empiezan a hacer planes en los que ya no incluyen a la pareja, te sientes sola (o) aunque estés casada (o), no eres su prioridad, etcétera. Estas son señales de que inició la crisis y es urgente entrar en acción para corregir una futura infidelidad o separación.

Cuando seleccionaste a la pareja adecuada la crisis se supera más fácilmente, aunque sea un proceso doloroso. Si tu elección fue moderadamente acertada, es mucho más complicado resolverlo solos.

Por ejemplo, uno de los dos tenía hijos y el otro no, el nivel económico o social de un cónyuge es mucho más alto que el otro, quieres trabajar fuera del hogar y tu pareja no lo aprueba, quieres más sexo que tu pareja, el nivel económico de vida que tienes no era el que aspirabas, uno de los dos es muy sociable y el otro no, uno de los dos no se involucra en la educación de los hijos, eres profesionista y el otro no, uno de los dos tenía una enfermedad grave que se manifestó después de casados, tu pareja es celosa y controladora, etcétera.

En un buen negocio uno elige como socio a una pareja que posea lo que a uno le hace falta: si elijes pareja utilizando el amor como único parámetro, es como lanzar un volado y esperar a que funcione; las parejas que duran y funcionan tienen tres elementos además del amor.

¿Quieres saber más? Facebook: el químico del amor. (En el muro encontrarás mucha información gratuita).

¿Quieres rescatar tu matrimonio? ¿Quieres regresar con tu ex? ¿Ya te cansaste de buscar el amor? ¿Quieres superar la ruptura? Separa tu cita al 844 1000 862.

Protege a tus hijos del suicidio por amor, embarazo no planeado, de un novio (a) violento (a) o adicto (a). Conferencias para escuelas y eventos privados.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6