×
Autor Invitado
Autor Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
17 Julio 2018 04:00:00
» El amor fraterno
Con la anuencia de mi entrañable hermano, del soberbio amigo y reconocido colega, licenciado Carlos Fernando Ravelo y Galindo, reproduzco su sentido homenaje a mi humilde persona:

“Don Teo:
Hoy, treinta de junio de 2018, ufano debes sentirte con doña Silvia, tus hijos Teodoro y Gustavo, tus nietos María Fernanda, María José, Gustavo y Arnaud. Tu familia. También por los que aquí, que en torno de tu bonhomía, nos has reunido.
Amas la compañía de los demás y siempre sacas las cosas positivas de la vida.

Algunos podrían preguntarse cómo te las arreglas para ser tan pacífico y positivo todo el tiempo, pero parece que funciona para ti, ya que eres sociable y tienes miles de amigos que están ahí para ti, sin importar nada.
Debido a tu felicidad contagiosa, a menudo tienes un efecto duradero en los demás.
Raramente estás ansioso o temeroso, y generalmente eres trabajador, empático y servicial. ¿Quién no te querría como amigo? Contigo celebramos un año más de amistad. No podemos, ni podremos nunca olvidar que la buena y verdadera amistad no debe ser sospechosa en nada.

Recordarte que nuestro lenguaje no son las palabras sino los sentimientos. Porque los sentimientos están por encima del lenguaje.

Un año más, se dice fácil y más si es de vida fértil. A la que no has traicionado nunca. Acaso yo por ser el de mayor edad, te llevo casi diez con mis casi noventa años, me falta uno, tengo el derecho, que me arrogo, de decirte unas palabras.

A nombre propio. Quizá coincidan otros más. O sencillamente todos.

Breve prosa sincera del socio al que el tiempo corretea, pero no lo alcanza.

Durante todo ese lapso Teodoro Rentería Arróyave, hemos sido testigos del hombre que ha sabido tender la mano a quienes la solicitan o necesitan. Hay obvios datos.

Y muchos presentes estoy cierto, lo confirman.

Has sabido granjearte la gratitud incluso de los que sentías opuestos a ti, con o sin razón.

Esta reunión por tus apenas 81 años, es una demostración de afecto.

A los desatinos de muchos respondes con integridad. A la maldad con probidad. A la altanería, con rectitud.
Pero durante el tiempo que tenemos de conocerte hemos comprobado tu lealtad.

Nos hace recordar que nunca es largo el camino que conduce a la casa de un amigo.

Felicidades Teodoro y a todos los que te acompañamos y en el buen sentido de la palabra te queremos.

Licenciado Carlos Fernando Ravelo y Galindo”.

Solo con una lágrima de gratitud al fraterno amigo, don Carlos.
Agradeceré sus comentarios y críticas en .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo), .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 1
5 6 7 8 9 0 1 2