×
Verónica Martínez García
Verónica Martínez García
ver +

" Comentar Imprimir
28 Noviembre 2016 04:05:00
El cambio ya se dio en Coahuila
En nuestra sociedad últimamente se habla mucho del cambio; algunos le dan connotaciones partidistas, otros se referirán a la transformación y unos más a hacer las cosas de manera distinta. Cada quien en un ámbito diferente.

Hoy les quiero platicar lo que para su servidora ha representado un cambio y que ha sido para bien. Empezaré recordando que hace cinco años nuestro estado atravesaba momentos difíciles. La delincuencia organizada mantenía el miedo en las familias, no podíamos salir con tranquilidad a las calles, el comercio se contrajo, la juventud limitó su sana diversión, nuestros niños ya no jugaban en los parques. Fueron tiempos difíciles para los coahuilenses.

En la entidad iniciaba su administración Rubén Moreira Valdez, quien durante su campaña electoral prometió encargarse de la seguridad. Tal ofrecimiento causó expectativa en la población por la complejidad del problema, pero también mucha esperanza. No era nada sencilla la encomienda, se trataba de un gran desafío.

Tampoco fue fácil para la sociedad, pues en aras de establecer un orden jurídico que respaldara las acciones operativas del Estado, el Gobernador asumió medidas como el cierre de los casinos y de los yonkes, y reguló los horarios de bares y antros. Todo ello con el fin de cerrar las fuentes de financiamiento de la delincuencia organizada. A la par de estas acciones, las autoridades estatales se coordinaron con los distintos órdenes de Gobierno e instituciones de seguridad. Se implementaron estrategias conjuntas y se construyeron cuarteles militares.

Los resultados fueron evidentes desde el año pasado, pero en este 2016 podemos asegurar que se respira un aire de paz, se vive un ambiente de mayor tranquilidad para los coahuilenses. Esto es cambio.

No sólo la seguridad era prioridad para la gestión de Rubén Moreira. El empleo era una demanda ciudadana que debía atenderse con una efectiva promoción económica de la entidad. El Ejecutivo se propuso la meta de generar 100 mil empleos en su sexenio. En su quinto año lleva más de 140 mil fuentes de trabajo; es una cifra histórica, ya que nunca se había alcanzado esa cantidad. Hoy en nuestro estado, más de 140 mil personas cuentan con la seguridad social y un ingreso fijo en su economía. Esto es cambio.

La juventud coahuilense requería de más espacios educativos. Las y los jóvenes anhelaban seguir estudiando la preparatoria y la universidad. En cinco años, con el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto se han construido más de 230 prepas y 8 nuevas universidades. Hoy, 50 mil jóvenes están en las aulas y no en las calles. Esto es cambio.

El apoyo a la población femenil se ha traducido en leyes que la protegen, que castiga más la violencia en su contra, en más oportunidades para ellas en los diversos ámbitos y en la creación de los centros de justicia y empoderamiento para las mujeres. Esto es cambio. Se han promovido como nunca antes los derechos humanos, pues el Gobernador es un firme defensor de ese valor universal; se han construido hospitales y espacios para la salud especializada; se impulsa el deporte, la activación física y la cultura como ejes del desarrollo humano y comunitario. Esto es cambio.

Podría seguir compartiéndoles más, pero el espacio se me está acabando. Sólo quiero comentarles que Coahuila se está transformando, porque vivimos en un estado donde regresó la paz y se continúa trabajando para que no regrese el monstruo del narcotráfico.

Tenemos un mandatario que cree y apoya a las mujeres; es un aliado de los jóvenes porque confía en su talento y capacidad; es un promotor de las bondades y potencialidades de Coahuila y se refleja en la generación histórica de empleos y en el turismo.

El cambio ya se dio en Coahuila y lo estamos viviendo.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add