×
Carlos Gutiérrez Montenegro
Carlos Gutiérrez Montenegro
ver +
Psicólogo, Maestro en Enseñanza Superior por la Universidad Autónoma de Nuevo León, actualmente desarrolla su campo en la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Saltillo, como coordinador de investigación; en el Centro de Asesorías, A.C. como psicoterapeuta psicoanalítico; Asesor técnico del Centro de Investigaciones Psicopedagógicas, de la Dirección de Educación Especial de la Secretaría de Educación y Cultura del Gobierno de Coahuila; Productor de contenido del programa “De Frente” y editorialista del canal 7 RCG de televisión, además de articulista del periódico “Zócalo” de Saltillo. Algunos de sus escritos e investigaciones son: "PSICOANALISIS Y SOCIEDAD", publicado por la Universidad Veracruzana en 1982, el 'ESQUEMA DE LA PUBLICIDAD', también publicada por la Universidad Veracruzana en 1984, la 'ESCUELA PARA PADRES", publicada por la Secretaría de Educación Pública de Coahuila y el Instituto de Servicios Educativos del Estado de Coahuila, en 1993 (primera edición) y en 1994 (segunda edición). Además, la investigación llamada ‘ESTUDIO EXPLORATORIO Y PROSPECTIVA DEL PROGRAMA MECED EN EL ESTADO DE COAHUILA’, realizada en una colaboración conjunta de la UPN con el DIF Estatal y la Secretaría de Educación Publica de Coahuila y la investigación “ESTUDIO DE LAS CONDICIONES DETERMINANTES DE LA REPROBACIÓN EN LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE COAHUILA”, de reciente publicación.

" Comentar Imprimir
03 Abril 2017 03:00:00
El caos entre las campañas y el cambio de horario
Ayer empezó el caos. Y no me refiero al cambio de horario, que la pérdida de una hora (aunque parece poco) sí afecta el comportamiento de las personas en la vida cotidiana: las más recientes investigaciones del doctor Alejandro Guillén-Riquelme (nada que ver, este es español), experto de la Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Mónaco, señalan que se experimenta, entre otros trastornos físicos y anímicos, una alteración en las rutinas del sueño cuyos efectos pueden durar entre dos a tres semanas, con aumento de fatiga que, si no se logran regular, pueden conducir al Síndrome de Burnout, que puede llegar a ser incluso fatal y provocar grandes tragedias, como la del vuelo 9525 de Germanwings, en donde el copiloto, bajo los estragos de este síndrome, estrelló el avión en las montañas francesas.

El trastorno causado por el cambio de horario, si se une a condiciones de alto estrés previo, con factores estresantes emocionales e interpersonales tanto del trabajo como de la vida social, y que incluya fatiga crónica, la sensación de ineficacia y el desplome de la autoestima, puede conducir a situaciones límite que alteren la vida de la persona que lo padece. Y si usted no ha oído hablar de este síndrome, es porque su identificación es relativamente reciente, pero está ya codificado dentro de la Clasificación Internacional de Enfermedades y figura bajo el código Z 73.0,3. Entonces, lo mejor es tomar en serio las consecuencias del cambio de horario y no confiarse.

Pero no es ese el caos preocupante. Son las campañas políticas, que ayer domingo comenzaron y con una fuerza que no habíamos visto antes, porque se supone que, ahora sí, el cambio llega y de la mano de los seis aspirantes, cada uno con su bandera de transformación social.

Quisiera pensar que cada uno de los candidatos tiene ya preparada su agenda política de desarrollo para ofertar a los electores, que ha sido producto de un diagnóstico previo y que fue formada por especialistas en cada uno de los temas esenciales. Al margen de la forma en que se presenten los proyectos de desarrollo para el estado y la dirección de sus políticas públicas, las campañas parecen orientarse hacia las acusaciones y denuncias que tienen la finalidad de atraer el voto de los indecisos, quienes inclinarán la balanza hacia el partido que los seduzca.

Los spots, los anuncios publicitarios van a ir creciendo en intensidad, frecuencia y agresividad, contaminando todos los medios masivos de comunicación. Las noticias en los periódicos estarán cargadas de actividades de las campañas, la radio y la televisión estarán proyectando a todas horas sus spots políticos, saturando la atención del usuario y, en muchos casos, consiguiendo el efecto inverso al que se proponen, porque generan en el receptor el Sesgo de Disconformidad, esa tendencia que desecha la información que contradice la idea de la cual la persona está convencida y acepta sin criterio aquella información en la cual cree, fenómeno típico en los participantes de Morena, pero que se presenta en todos los partidos políticos.

Para esta campaña, los expertos diseñadores de la publicidad de los candidatos seguramente utilizarán al generar sus anuncios por lo menos cuatro efectos perceptuales: el anclaje, que es la tendencia a depender de un rasgo simple o una mínima parte de la información cuando se tome la decisión del voto, típica en el PAN con su reclamo de la megadeuda; el efecto Bandwagon, esa tendencia a creer en algo porque muchas personas lo creen y manifestado en el efecto de la cargada y de las cifras infladas; el efecto de Encuadre, que será muy utilizado por los publicistas porque mediante él se buscará alterar las decisiones ya tomadas, según sea presentada una misma opción, para tratar de deducir diferentes conclusiones a partir de una misma información dependiendo cómo se presente, sesgo utilizado por partidos como el Verde, al tratar de afirmar lo que ha conseguido.

el Sesgo de Confirmación, utilizado por todos los partidos para conservar su voto corporativo o duro, que en las últimas votaciones se ha visto disperso y tratará de aumentar el efecto de la información confirmatoria de las promesas políticas de los candidatos, al estilo de “él siempre cumple”, sin importar si la afirmación es verdadera.

Pero lo que los publicistas deben tomar también en cuenta es el efecto de ilusión del control, porque llegan a sobreestimar su grado de influencia sobre las emociones de los votantes. Creen que pueden controlar la tendencia al voto y lo que realmente hacen es saturar el ambiente cotidiano sin todos los efectos que ellos quisieran lograr en sus intentos de manipulación social.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2