×
Otto Schober
Otto Schober
ver +
Otto Schober. Profesor y Licenciado en Educación Primaria; Comentarista radifónico con cápsulas en Núcleo Radio Zócalo; Funcionario de la Secretaría de Educación Pública nivel Primarias en Piedras Negras, Coahuila, Mex.; Historiador de Piedras Negras, Coahuila, México

" Comentar Imprimir
01 Julio 2017 04:00:00
EL CENTRO DE REHABILITACIÓN INTEGRAL
El gobierno del Lic. José de las Fuentes Rodríguez, creó el primer centro de rehabilitación en Saltillo, luego el segundo en Torreón, el tercero en Monclova y el cuarto en Piedras Negras, que entró en servicio el 1 de julio de 1987.

Ubicado sobre la avenida 16 de Septiembre, muy cerca del cruce con la calle de Periodistas. Que solo es superado en capacidad, funcionabilidad y equipamiento por el de Saltillo, consolidándose como el segundo en importancia en Coahuila.

Su rango de regional, se instituyó para beneficio de la ciudadanía de los municipios de Acuña, Jiménez, Guerrero, Hidalgo, Zaragoza, Morelos, Allende, Nava, Villa Unión, Sabinas, San Juan de Sabinas, Juárez, Progreso, Múzquiz y Piedras Negras. Su inauguración oficial se efectuó hasta el 13 de agosto de 1987, ceremonia a la que asistió el gobernador De las Fuentes, a quien le acompañaba su hija, la Dra. Lupita de las Fuentes de Marrufo, que ocupaba en ese entonces el lugar de su fallecida madre como presidenta del DIF Coahuila y como un homenaje a la autora y precursora de los centros de rehabilitación en Coahuila, se impuso el nombre de Lic. Elsa Hernández de de las Fuentes al de Piedras Negras.

El CRI inició con un médico físico y rehabilitador, un médico traumatólogo y ortopédico, uno en comunicación humana, un psicólogo, cuatro terapeutas físicos, una trabajadora social, terapeutas ocupacionales, terapeutas de lenguaje, protesista y ortesista, personal administrativo y de enfermería. Para ser atendidos solo se requiere tener problemas físicos o en el sistema neuromuscular esquelético: como parálisis cerebral, defectos congénitos, secuelas de poliomielitis, de meningitis, encefalitis, fracturas, defectos posturales, problemas en la columna, artríticos, reumatoides, osteoartritis, embolias, tromboides, mielomeningeo sele, distrofia muscular, amputaciones traumáticas o congénitas, enfermedades nerviosas periféricas, lesiones cerebrales por accidentes automovilísticos, alteraciones del habla, etc., etc.

Sin importar la nacionalidad, ni la edad, realizar una consulta previa para conocer el tipo de problema y sus limitaciones, y realizar, además, un estudio socioeconómico por la trabajadora social del centro y pagar una cuota de recuperación, que en 1987, variaba de los 620 a los 5 mil viejos pesos, según la situación económica del paciente, que traducido a los pesos de ahora, su equivalencia sería de 62 centavos a los 5 pesos.

En el momento de su inauguración el centro de rehabilitación disponía de hidroterapia, tina de Hubard, remolino, tanque terapéutico, mesa de Helgin, rampa, escalera angular, barras paralelas, colchón terapéutico, lámparas de rayos infrarrojos, ultrasonido, diatérmicas de onda corta, baños de parafina, timón, poleas, etc., Un ejemplar esfuerzo de aquella administración estatal para acercar a los discapacitados con excelentes profesionales de primer nivel a precios simbólicos.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add