×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
12 Agosto 2017 04:00:00
El crédito se desacelera
Pues así es, mis queridos seis lectores, después del incremento de mayo, el crédito de la banca comercial mantuvo su tendencia a la desaceleración al cierre del primer semestre del año, pues ahora sólo crece 6.1% anual frente a 6.7% del mismo lapso del año pasado. De acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre del primer semestre de 2017 la banca acumuló una ganancia neta de 67 mil 700 millones de pesos, un alza de 25% o 17 mil millones más que en igual periodo de 2016. Tal resultado obedeció a un mayor margen financiero por más intereses cobrados debido al repunte en las comisiones, además de otros ingresos. A pesar de que Banxico y la propia CNBV han llevado a cabo esfuerzos para reducir comisiones y tarifas inapropiadas de la banca y fomentar la competencia, parece ser que no han dado los resultados esperados, ya que los bancos siguen inventando tarifas y comisiones.

No obstante, el grueso de las ganancias de la banca durante el primer semestre de 2017 se concentró prácticamente en el llamado G7: los siete más grandes que operan en el país: BBVA Bancomer, Citibanamex, Santander, Banorte, HSBC, Scotiabank e Inbursa. BBVA Bancomer se consolida como el banco más grande y obtuvo utilidades por 19 mil 870 millones de pesos. Le siguieron Santander, con 9 mil 86 millones; Banorte, con 8 mil 496 millones; Citibanamex, con 8 mil 19 millones; Inbursa, con 5 mil 538 millones; Scotiabank, con 2 mil 622 millones, y HSBC con mil 602 millones. Así, el G7 concentró 58 mil millones de pesos de la utilidad total de la banca de enero a junio. También destacaron Banco del Bajío, con una ganancia de mil 746 millones; Compartamos, con mil 507 millones; BanRegio, mil 292 millones; Interacciones, con mil 245 millones, y Banco Azteca, con mil 242 millones.

Discrepancia en las cifras. Mientras que la CNBV da a conocer las cifras nominales y los aumentos sin tomar en cuenta la inflación, Banco de México (Banxico) da las cifras nominales y descuenta la inflación a las tasas de crecimiento, lo que es una mejor metodología desde nuestro punto de vista, por lo que, por un lado, preferimos usar las cifras agregadas de Banxico para medir el pulso del crédito y, en consecuencia, la confianza de los bancos para dar crédito; y por otro lado, a las personas y empresas para demandar dichos recursos a una tasa de interés cada vez mayor.

Entonces, por el lado del consumo observamos que la cartera de tarjetas de crédito vuelve a crecer de manera moderada 3.3% frente a las caídas observadas en meses anteriores, lo que va de acuerdo con el incremento de la confianza del consumidor, que si bien no está en niveles altos, ha mejorado mucho al paso de los meses desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Lo que sí es una sorpresa es la caída en términos reales anuales de los llamados créditos de nómina, cuya cartera bajó 0.1%, después de crecer a tasas de doble dígito durante varios años. La buena noticia es que la colocación de estos recursos avanzó en 2 mil 400 millones de pesos entre mayo y junio de este año, muy superior a los mil millones promedio de los últimos 12 meses, por lo que la caída de este mes podría ser sólo un bache. En el caso de los créditos personales, a pesar de que la colocación mensual es similar en 2 mil 600 millones en junio, su cartera avanzó 5% en términos anuales, ya que es un poco más pequeña al sumar 188 mil 200 millones frente a los 221 mil 100 millones de los créditos de nómina.

Así las cosas, mis queridos seis lectores, ¿ustedes qué opinan?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add