×
Abdel Robles
Abdel Robles
ver +
Licenciado en Ciencias de la Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Reportero sección policiaca en Editora El Sol, reportero sección local El Norte, coeditor del vespertino Extra de Multimedios, director editorial del Periódico La Voz de Monclova, director Editorial de El Diario de Coahuila, Comunicación del Municipio de San Nicolás de los Garza, NL, director editorial de Zócalo Piedras Negras, y actualmente editor en jefe de Zócalo Monclova

" Comentar Imprimir
20 Marzo 2016 03:10:24
El crimen de los pollos
SE ESTIRA COMO ACORDEÓN.. SE alarga sobre la barda y adelanta la cabeza como si tuviera un resorte.

CHIBIRICO DE CACERÍA…

ESE GATITO QUE SE HA comido media docena de pollos va a terminar apaleado, con una paloma de a cinco pesos amarrada en la cola y un tizón caliente en el fundillo.

¿TANTO ASÍ?

¡PUCHA!… “SI ME HAN DADO 10 cuerazos por cada pollito que se traga, mi amá no se anda con mamadas, si yo los cuido, yo pago con las nalgas por cada uno”.

¿CÓMO LE HACE PARA ENTRAR?… ¿Cómo los saca de abajo de las alas de la gallina y se los traga?

EL MUY CABRESTO NOMÁS DEJA las patitas y unas plumas.

POCO ANTES, A LA HORA de la estrategia, el cónclave…

EXPONGO LA DUDA.

-OYE CHIBI… ¿Y SI NO fuera gato?… Digamos, que fuera otra cosa… Un tlacuache.

“NO NEGRITO… NO, NO… EL tlacuache se come los huevos… Le encanta comerse los huevos”.

UN ZUMBIDO ROMPE LAS CAVILACIONES… “¡Laviiiiiiirrrga…

LAVIRRRRGA! NO MAMES… A MI carnala le dicen ‘la Tlacuacha’”.

YO ME AGUANTO LA RISA, pero el Chéchere no…

SE CARCAJEA COMO PAPANO, COMO esos pájaros que se llaman como él y avisan la llegada de cristianos a su dominio en el monte.

“¡A LA HERMANA DEL MONZO le dicen ‘Tlacuacha’…

DE VERAS QUE NO ME acordaba… Jajajaja!”.

EL SILENCIO PESADO DE TODOS acabó con su parloteo…

EL CASO ERA SERIO, ESE animal estaba diezmando la población de pollos.

HABÍA QUE IR POR ÉL…

CHIBIRICO IBA A BUSCARLO ESA noche, gateando por la barda hasta encontrarlo… Luego nosotros lo íbamos a esperar atrás del árbol de aguacate oloroso, con un garrote para zumbarlo… Luego a un costal y de allí al arroyo de aceite prieto.

AVANZÓ CHIBIRICO… TENSO EL ESPINAZO, contenida la respiración… Ese gato tenía que estar por aquí…

LAS DOS DE LA MADRUGADA es la hora en que todo pasa… Bajan los duendes del árbol de mango… Se columpia la bruja en el patio de Yaya… Llueven estrellas, a veces…

Y en otras, cintarazos…

¡AJUM… AJUM… AY MAMITA MI colita!

PAJUELAZO LIMPIO SOBRE EL GATO humano, Meche embozada tras un jorongo castiga a Chibirico…

¿DE DÓNDE SALIÓ… CÓMO SALIÓ? Secretos que nomás las madres conocen, y ésta sabía muchos, pero no todos.

“¿QUÉ JIJOS DEL BIZCOCHO ANDAS haciendo muchacho del carajo?”.

¡EL GATO COMEPOLLOS, DOÑA MECHE… Andamos buscando al gato que se los come!”.

SALIERON LOS DEL COSTAL, SALIERON los del garrote…

LA NEGRIZA EN PLENO… SIETE descamisados de los que nomás se distingue lo blanco de los ojos, se paran en seco frente a la doña.

RECONOCE MECHE EL ERROR… “PENSÉ que eran roba pollos… Bueno, bueno, síganle buscando”.

EN ESO, EL ANGUSTIADO PILLIDO… El pollito atacado…

¡EL GATO!

Y CORREMOS… GARROTES EN ALTO… Costal… Me tropiezo con el costal y me llevo de encuentro al Ganso…
Farino rebota contra una rama del guanábano…

¡AH! BENDITA PANDILLA DE INÚTILES…

LO SIENTO PASAR SOBRE MI barriga mientras estoy tirado, lleva al pollito en las fauces, pero no es gato… Pego el brinco asustado y gracias a eso el tlacuache rueda…

Suelta a su presa y Chibirico le asesta el primer guamazo…

Chéchere una patada con sus pies desnudos y callosos…

¡Costal… Costal!

LO PESCAMOS… ¡LO TENEMOS!… ¡ASESINO preso! LA VÍCTIMA AÚN SE MUEVE… ¡Vive!

MONZO RESPIRA ALIVIADO… “¿YA VEN? los tlacuaches no se comen los huevos”.

MECHE LEVANTA AL ANIMALITO, SE lo acerca a los ojos… No hay herida grave, todo bien.

“ES UNA POLLA… UNA POLLA”.

¡LAVIIIIIIIIRRRRGA… LA VIIIIIIIRGA!

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2