×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
19 Agosto 2018 04:04:00
El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional
QUERIDOS AMIGOS: Con el gusto de saludarlos como cada domingo, hoy les comparto una problemática que cada vez se presenta más en los pacientes en consulta. El dolor y sufrimiento por la muerte de un ser querido, les recuerdo que el DOLORES NATURAL y será inevitable no sentirlo, y es parte de la vida, pero el SUFRIR por ello es OPCIONAL, la palabra sufrir viene etimológicamente del latín “sufferre” verbo transitivo, es así como: sentir un malestar, un dolor, una pena, situación indeseada. Resistir algún peso, resistir un daño físico o moral con resignación. Sinónimos: Aguantar, sobrellevar, tolerar.

¿Sabían que se puede aprender a no sufrir por ello? siempre y cuando el paciente, esté dispuesto a salir de ello.

Posiblemente el desconocimiento de esto, sea una de las causas de quedarse en el sufrimiento, el no saber que se puede no sufrir.

En el sufrimiento viene implícita una ganancia, que muchas de las ocasiones es inconsciente, y la persona puede pasar a ser una víctima y no responsabilizarse de lo que sucede, esto puede suceder por el dolor, la negación, el enojo; hay personas que son masoquistas y pueden ser manipuladoras sin saberlo en esta situación.

¿Qué beneficios secundarios obtengo del sufrimiento?

No ser responsable de mi dolor, ni de lo que sucede a mí alrededor.

Ser víctima y manipular mi entorno a mi gusto.

Atraer a las personas para llamar la atención y sentirme querido, atendido, acompañado.

Quedarme en el pasado y no mirar hacia el futuro (distintas causas).

Sufrir es llevar un peso en la espalda y no ser consciente de ello, lo cual puede seguir cargándolo por tiempo indefinido, de tal manera que al pasar el tiempo esto se hace una patología, y con ello una carga para quienes viven con la persona que ha “decidido sufrir” es muy deprimente y desesperante y en esta condición habría que entrar en un proceso de terapia. Sufrir es como una irresponsabilidad, como un berrinche de la persona al no querer aceptar el dolor, es algo complicado, sin embargo, al hacerlo consciente y no querer estar en ese estado de sufrimiento, sale de la negación de su dolor, puede empezar a pasar por las etapas del duelo, viene el enojo, la tristeza, la aceptación y con ello, al tener procesado su duelo, vendrá por fin la nueva vida con todo el conocimiento del suceso resuelto y vivir con alegría. Decidir vivir en el dolor, en el sufrimiento o en la alegría depende de cada uno. Hay personas que con todo conocimiento deciden seguir en el sufrimiento por las ganancias que tiene seguir así. Y eso ya pasa a ser otro problema para la familia, o con quien convive. Cuando no se puede por sí solo salir del duelo, deberá asistir a terapia de duelo.

Es importante que si conoces a alguien en esta situación lo puedas ayudar a que asista con un profesional en terapia, mas no hacerte cargo de su problemática, es importante no juzgar y no suponer, ya que te puede arrastrar la situación y verte afectado en tu estado sicoemocional, puedes acompañarlo, escucharlo, inclusive, pero la intervención es por parte de un terapeuta. Será lo más adecuado.

Les mando un abrazo fraterno, su amiga Verónica, hasta la próxima, Diosito por delante.

Consultas
Previa cita
(844) 227 7066
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2