×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
01 Enero 2018 04:01:00
El ejemplo de Corral
Chihuahua fue el segundo estado del país donde hubo alternancia (1992) después de Baja California (1989). Luego del Gobierno de Francisco Barrio Terrazas (PAN), el PRI ganó las tres siguientes elecciones. En 2016, Acción Nacional volvió a hacerse con el poder. El periodista y político Javier Corral derrotó a Enrique Serrano Escobar, candidato del gobernador César Duarte. De haber ganado el PRI, seguramente Duarte no sería hoy prófugo de la justicia por peculado y otros delitos.

Corral informó el 12 de septiembre de 2017 en rueda de prensa. “Hoy la Fiscalía General de Chihuahua requirió, formalmente, a la PGR que inicie las gestiones necesarias ante el Gobierno de Estados Unidos para que ordene la detención, con fines de extradición del pretendido por la justicia de nuestro estado, César Horacio Duarte Jáquez” (Animal Político).

Explicó que “son asuntos que directamente lo responsabilizan (a Duarte) en la planeación, organización e instrucción del desvío, y disposición indebida, de más de mil millones de pesos, no hay antecedente en la historia de Chihuahua que un presunto delincuente haya sumado 10 ordenes de aprehensión”, advirtió el Ejecutivo.

Uno de los mejores años para el PAN fue 2016, cuando ganó siete de 12 gubernaturas; algunas por primera vez como las de Durango, Quintana Roo y Tamaulipas. En Chihuahua, Corral obtuvo 517 mil 018 sufragios (39.6% de la votación válida emitida) contra 400 mil 515 (36.7%) de Serrano, postulado por el PRI y los partidos Verde, del Trabajo y Nueva Alianza. Corral había participado también en los comicios de 2010, pero fue derrotado por José Reyes Baeza, quien le aventajó por 15 puntos porcentuales. Después fue diputado federal y senador.

El 22 de enero de 2015, durante la participación de Duarte en una audiencia sobre seguridad pública y justicia, celebrada en el Senado, Corral adelantó al gobernador lo que le esperaba. “Qué vergüenza que en estas audiencias participe el corrupto César Duarte, sujeto a proceso penal. #NoMásCorrupción”, decía una manta desplegada por el legislador mientras Duarte ocupaba la tribuna.

Corral acusó: “Mancha, pues, el PRI las iniciativas de Peña Nieto con esta presencia porque describe con toda claridad hasta dónde realmente quieren llegar, pues no quieren llegar a ningún lado. Le brindan protección y lo ponen como ejemplo de una realidad que sólo está en el discurso, porque el Gobernador de Chihuahua aquí puede decir un discurso, pero los chihuahuenses conocemos la realidad” (Aristegui Noticias, 22.05.15).

Duarte replicó: “aquí quien tiene un conflicto de interés en materia de seguridad pública es usted… su hermano fue procesado por narcotráfico, y otro de sus hermanos procesado por fraude bancario”. También acusó a Corral de tratar de desestabilizar al Gobierno de Chihuahua.

Corral pidió al Senado “recoger estas declaraciones tan bajas, tan de pandillero, pandillero de última hora, porque ese es el comportamiento que ha tenido aquí el Gobernador de Chihuahua. Salir con eso me parece que además de un corrupto es un vulgar pandillero el gobernador del
estado”.

Duarte perdió las elecciones y seguramente pronto también perderá la libertad. La alternancia como medio para combatir la corrupción no siempre resulta, pero en Chihuahua Javier Corral ha hecho que
funcione.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6