×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
15 Mayo 2017 04:01:00
El fin del cacicazgo
La encuesta de Reforma del 26 de abril aporta elementos para prefigurar la primera alternancia en el estado y el fin del cacicazgo de los hermanos Moreira, incluso si no la hubiera y gana Miguel Riquelme: a) 60% de los entrevistados considera “que Coahuila va por mal camino”; b) 32% escogió la palabra “enojo” para expresar su estado de ánimo sobre la situación en el estado; c) 61% desaprueba la gestión del gobernador Rubén Moreira, cuatro puntos más con respecto a marzo; y d) 95% considera “que las cosas en Coahuila deben cambiar definitivamente”.

En la intención de voto, Miguel Riquelme (PRI) y Guillermo Anaya (PAN) aparecen empatados con 36%; el primero retrocedió 2 puntos y el segundo se mantuvo estable. Armando Guadiana, de Morena, avanzó de 13 a 16%. El independiente Javier Guerrero y Mary Telma Guajardo (PRD) conservaron sus mismos números (5%), José Ángel Pérez bajó de 3 a 2% y Luis Horacio (independiente) se estancó en el 1%.

En el escenario hipotético de que los únicos candidatos al Gobierno fueran Anaya y Riquelme, el 37% votaría por el panista y el 35% por el priista. De nuevo, empate técnico. En las mediciones sobre desempeño (mejorar la seguridad, la salud y la economía familiar; generación de empleos y lucha contra la corrupción), Anaya supera a Riquelme por diferencias de 1 a 4 puntos; y a Guadiana, con márgenes más amplios.

La situación se repite en el tema de atributos personales. Anaya aventaja por pocos puntos a Riquelme en experiencia para gobernar, cercanía a la gente, confiabilidad y honestidad. El margen es mayor en imagen personal: 41 contra 18%. En carácter empatan con 29%. Pero es en el renglón de atributos negativos donde el priista retrocede, pues se le considera “más mentiroso” y “más corrupto”. El 20% de los encuestados respondió “puede provocar violencia en Coahuila” y el 19% “tiene vínculos con el narcotráfico”.

La encuesta, patrocinada por grupo Zócalo de Coahuila, fue domiciliaria y se aplicó del 20 al 23 de abril a un millar de electores, inmediatamente después del primer debate entre los candidatos, celebrado el 19. El error de estimación es de +/- 3.8% y el grado de confianza de 95%. Casi uno de cada cuatro ciudadanos (24%) rechazó responder. El dato es relevante, pues coincide con la segunda causa que define el estado de ánimo actual de los coahuilenses: “miedo”, al cual se ha referido Javier Guerrero. También puede tratarse de “gente que no quiere saber nada de política, pero si el 10% vota por hartazgo, tumba al PRI”, me dice un experto.

La investigación de Reforma también proyecta tendencias del voto útil. Si los candidatos del PRI y de Morena no tuvieran posibilidades de ganar, la segunda opción de quienes prefieren a Riquelme y a Guadiana sería Guillermo Anaya. Si el panista estuviera en desventaja, la alternativa sería Armando Guadiana. Los aspirantes al Gobierno más conocidos son Riquelme (84%) y Anaya (82%). El panista supera al priista por 3 puntos en opiniones favorables. Anaya y Riquelme han sido alcaldes de Torreón. El primero lo fue en el periodo 2003-2005, y el segundo entre 2014 y diciembre pasado, cuando pidió licencia para postularse para gobernador. Por primera vez en medio siglo, La Laguna tendrá gobernador propio. ¿Rojo, azul o independiente? Falta menos de un mes para saberlo.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add