×
Algarabía
Algarabía
ver +

" Comentar Imprimir
29 Junio 2014 05:55:15
El flojo y el mezquino…
Dicen que mientras más dinero se tiene, más tacaño uno se vuelve. Pero no sólo personajes como el Scrooge de Charles Dickens o el señor Burns de Los Simpson sufren de tacañería. También en la vida real existen otros como Hetty Green, una de las primeras mujeres en tener influencia en Wall Street, proclamada como la mujer más tacaña del mundo en el Libro de los Récords Guiness. A pesar de su gran fortuna, la historia cuenta que uno de sus hijos perdió una pierna porque su madre no encontró a ningún médico que quisiera curarlo sin costo, y que prefirió postrarlo en una silla de por vida, antes que pagar una operación.

Pero no es necesario ni ser tan rico ni llegar a tales extremos. Toda proporción guardada, egoístas y avaros los hay en todos lados. Sumérjase cual Rico McPato y descubra quién es quién en las siguientes líneas.

Avaro: término acuñado durante el siglo 15, tomado del latín avarus. Adjetivo y sustantivo que define a quien está ansioso de adquirir y atesorar riquezas, sólo por el placer de poseerlas. Mezquino, miserable, ruin. Guardador celoso de algo, particularmente de una riqueza espiritual, sin gastarlo o darlo a otros. Que ansía no gastar ni compartir con otros lo que tiene.
«Avaro es el que no gasta en lo que debe, ni lo que debe, ni cuando debe.» Aristóteles

Envidioso: término acuñado durante el siglo 13. Tomado del latín invidıa, a su vez, derivado de invidere, ‘mirar con malos ojos’. Se aplica al que siente envidia o al que es, por temperamento, inclinado a sentirla. Quien desea para sí algo que tienen otros. Según el Diccionario de Mexicanismos, quien desea honestamente tener lo que otro tiene. A veces, en un uso incorrecto del término, se suele confundir al envidioso con el egoísta.
Se dice: No seas envidioso, y préstale a tu hermano tus juguetes.

Egoísta: Del francés, égoïsme, del siglo 18, y éste a su vez, del latín ego, ‘yo’. Se aplica a la persona que antepone en todos los casos su propia conveniencia a la de los demás, que sacrifica el bienestar de otros al suyo propio o reserva sólo para ella el disfrute de las cosas buenas que están a su alcance y, correspondientemente, a sus actos, palabras, etcétera.
«Un egoísta es una persona que piensa más en sí misma que en mí.» Ambrose Bierce

Tacaño: Término acuñado en Francia e Italia durante los siglos 15 y 16, respectivamente. El sentido antiguo es «persona despreciable o de clase baja». Desde el siglo 17 se aplica a la persona que escatima exagerada o innecesariamente en lo que gasta o da.
«No seas tacaño, pídete otro taco, sólo cuestan seis pesos.»

Mezquino: ca. 950. Del árabe mizkın, ‘pobre’. Sinónimo de tacaño. Excesivamente moderado en lo que gasta o da. Aplicado a las personas y a sus acciones, sentimientos, etcétera. Que carece de nobleza, generosidad y dignidad; que resulta miserable por tener sentimientos bajos o buscar en todo momento su provecho. Se dice de aquello a lo que le falta mucho para ser suficiente. En otra de sus acepciones, abultamiento de la piel parecido a un grano que brota generalmente en las manos o en los pies y se debe a un estado nervioso o a una infección.
«El flojo y el mezquino andan dos veces el camino.»
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2