×
Aida Sifuentes
Aida Sifuentes
ver +
Es originaria de Sabinas, Coahuila. Egresó de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila y actualmente estudia ingeniería civil en la misma universidad. Colaboró en el Centro Cultural Vito Alessio Robles como correctora de estilo, y se ha desempeñado como periodista cultural. Es ajedrecista profesional y lectora por vocación.

" Comentar Imprimir
10 Junio 2018 04:00:00
El futbol vs el ajedrez Vol. I
El Mundial de futbol está a punto de iniciar y con ello la discordia entre los millones de seguidores del Tricolor y aquellos presuntos intelectuales, en una legendaria batalla de egos para tratar de ver cuál preferencia es la mejor. Porque en México parece no haber cabida a las medias tintas y hay que elegir un bando: ser de los que apoyan a la Selección sin importar nada, o los que se jactan de ser los informados y de no formar parte del vulgo.

¿Será que todas las personas de ciencia, intelectuales y vanguardistas deben denostar el futbol para legitimar su estatus? La mayoría de los que apoyan este punto de vista se fundamentan en una de las famosas frases de Borges “El futbol es popular porque la estupidez es popular” (algo rudo para leer un domingo por la mañana).

Si buscamos un contrapeso para sustituir al futbol, bien podríamos acogernos bajo los 64 escaques del ajedrez, que no por nada es llamado “el juego ciencia” y además también es un deporte que tiene una selección mexicana y copas mundiales.

Alguna vez el Che Guevara declaró que si bien el ajedrez era un juego, los países que iban a la cabeza en el ajedrez también eran potencias mundiales (bajo esa premisa fundó el torneo Capablanca In Memoriam para recordar al único latinoamericano campeón mundial, en la historia).

Entonces, si el ajedrez es el deporte de la mente y el futbol el de los estúpidos, podríamos pensar que hay que elegir un bando y atrincherarse a como dé lugar. Pero en la vida real no funciona así.

Magnus Carlsen es el actual campeón mundial de ajedrez y el número uno, según la valoración ELO (2843), además es un gran fanático del futbol y comparte sin temor sus preferencias por el Real Madrid. Incluso ha sido invitado especial a algunos partidos del equipo europeo. Sobra mencionar que para ser “gran maestro” de ajedrez hay que estudiar muchísima teoría y jugar torneos de bastante nivel. No es un título que se consiga con facilidad. 

Aclaremos esto: sus preferencias de cualquier tipo no definen su estatus intelectual.

Basta ya de amargarse y tratar de convertirse en “evangelizador” para que todos opinen lo mismo que usted. Viva y deje vivir. Sea con ajedrez, futbol, Crash Royale, o cualquiera que sea su entretenimiento. Dedíquese a ser feliz y verá como todo fluye.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2