×
José Gpe. Martínez Valero
José Gpe. Martínez Valero
ver +

" Comentar Imprimir
22 Octubre 2017 04:03:00
El gran ‘Yogi’ Berra
‘Le digo a los chicos: alguien tiene que ganar, alguien tiene que perder. No se peleen por ello. Sólo traten de ser los mejores’. Lawrence Peter “Yogi” Berra.

Mánager y filósofo del beisbol norteamericano

Hace 8 días, hablando del Rey de los Deportes, traje a esta columna algunas curiosidades del beisbol. Pues bien, consecuencia de la misma, algunos de mis apreciados y sibaríticos lectores me preguntaron si conocía los famosos “yoguismos” (Yogi–isms, en inglés) frases en su mayoría producto del ingenio del icónico cátcher de los Yanquis de Nueva York, Lawrence Peter “Yogi” Berra, hijo de inmigrantes italianos; así como algunas otras igualmente atribuidas a su persona que, sin embargo, al no reconocer él mismo como de su autoría, al final terminaba diciendo respecto a estas otro de sus famosos yoguismos: “No recuerdo haberlo dicho, pero si dicen que lo dije; seguramente lo dije”.

Frases que tuvieron tanto alcance al grado de dar vida a un libro en el que quedaron recopiladas; sirviendo precisamente una de ellas para dar título al texto No He Dicho Todo lo que Dije, del cual me permití tomar las que me parecieron las mejores, para ponerlas a su amable consideración:

“En realidad no he dicho todo lo que dije”. Refiriéndose a todas las frases que erróneamente se le han atribuido.

“Un buen club de beisbol”. Cuando le preguntaron qué hace un buen mánager de beisbol.

“Un día inaugural de temporada siempre es excitante, no importa si es en casa o como visitantes. Hasta Napoleón tuvo su Watergate”.

“La mitad de las mentiras que dicen de mí no son verdad”.

“No compraré a mis hijos una enciclopedia. ¡Que caminen a la escuela como yo hice!”.

“Siempre pensé que ese récord seguiría hasta que alguien lo quiebre”.

“Creo que es la primera vez que llego tarde tan temprano. Siempre llegaba media hora tarde a las entrevistas. En esa ocasión fueron sólo 5 minutos”.

“Como sabía que tomaría el tren equivocado, salí más temprano”.

“Nunca me enojo conmigo mismo cuando no estoy logrando batear. Sólo me enojo con el bate. Si la mala racha sigue, cambio el bate. Después de todo, si sé que no es mi culpa, ¿cómo puedo enojarme conmigo mismo?”.

“Usualmente duermo una siesta de 2 horas. De 1 a 4”.

“Quiero agradecerles por hacer esta fiesta necesaria”. Al dar un discurso en una fiesta. Había pedido a un compañero que escribiera su discurso, quien confundió “posible” con “necesaria”.

“Si no hubiese despertado, todavía estaría durmiendo”.

“Si la gente no quiere venir al estadio, nadie va a detenerla”.

“Si no puedes imitarlo, no lo copies”.

“En teoría, no hay diferencia entre práctica y teoría. En la práctica, sí la hay”. Frase atribuida también al físico Albert Einstein y a Jan L. A. van de Snepscheut.

“No se termina hasta que termina”.

“Oscurece horrendamente temprano por aquí. En referencia al jardín izquierdo del Yankee Stadium”.

“Es como un déjà vu otra vez”. Luego de muchos años sin asistir al Yankee Stadium, el 18 de julio de 1999 (el Día de Don Larsen) atrapó el lanzamiento ceremonial de Don Larsen (quien le lanzó el único juego perfecto en la historia de post temporada de MLB el 8 de octubre de 1956 en el Juego 5 de la Serie Mundial). Ese día, ambos fueron espectadores de otro juego perfecto cortesía del pitcher de los Yankees, David Cone.

“No es demasiado lejos, sólo lo parece”.

“Es difícil hacer predicciones... especialmente sobre el futuro”. Frase atribuida a, entre otros, Niels Bohr.

“Era difícil mantener una conversación con alguien, había demasiada gente hablando”.

“Nunca respondo una carta anónima”.

“Júntense de a dos, en tríos”.

“¿Mala racha? ¡No tengo una mala racha! Simplemente no estoy bateando”.

“¿Pensar? ¿¡Cómo demonios se supone que puedo pensar y batear al mismo tiempo!?”.

“Córtela en cuatro, no creo que pueda comer ocho. Cuando en un restaurante italiano le preguntaron en cuantas partes debía estar cortada su pizza”.

“No bateo con mi cara”. Respuesta frecuente cuando alguien le decía que no era muy apuesto.

Profesor de “Yogi”: “¿Es que usted no sabe nada, Berra?”. “Yogi”: “Ni siquiera sospecho nada, señor”.

“Tienes que dar el 100% en la primera mitad del partido. Si eso no fue suficiente, en la segunda mitad tiene que dar lo que queda”.

“Los parecidos entre mi padre y yo son completamente diferentes”.

“Ya nadie va a ese restaurante porque está siempre demasiado lleno”.

“Uno puede observar muchas cosas con sólo mirar”.

“Si fuera de una persona pobre, se lo devolvería”. Cuando le preguntaron qué haría si se encontrara un millón de dólares.

“Si no sabes a dónde vas, es posible que llegues a cualquier lugar”.

“Uso guantes a causa de mis manos”.

“El beisbol es un 90% mental. La otra mitad es física”.

“No hubieran ganado si los hubiéramos apaleado”.

Se cree que el popular beisbolista inspiró la creación del personaje de caricaturas El Oso Yogi, aunque la compañía Hanna-Barbera siempre ha insistido en que el nombre fue pura coincidencia. En una de sus más conocidas anécdotas, Berra fue recibido por el papa Juan XXIII en el Vaticano y, al verlo, le dijo “Hola, Papa”, a lo que el Sumo Pontífice respondió: “Hola, Yogi”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2