×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
30 Junio 2017 04:10:00
El INE ni caso hace…
La Junta Local del INE en Coahuila ni caso hace a los señalamientos por las irregularidades y omisiones cometidas durante la jornada electoral del 4 de junio. El organismo a cargo de Juan Álvaro Martínez Lozano dio la vuelta a la página y dejó atrás las acusaciones por irregularidades en el resguardo de los paquetes electorales y en la operación de las casillas, entre otros, y en un intento por dar vuelta a la página dijo que está involucrado de lleno en la organización de los comicios del próximo año.

Los preparativos de la elección presidencial de 2018 iniciarán en agosto y Juan Álvaro al parecer ya anda en ello, aun cuando todavía no cierra la puerta del proceso de elecciones locales, uno de los más cuestionados en la historia del INE y de su antecesor Instituto Federal Electoral (IFE).

Malo por conocido...

Con el proceso electoral de 2018 encima, hay quienes quieren cortar por lo sano y ver fuera de la organización de los comicios tanto a Juan Álvaro Martínez, del INE, como a Gabriela de León Farías, del Instituto Electoral de Coahuila. Sin embargo, con el tiempo en contra, otros opinan que resultaría mejor llegar a los próximos comicios con dos funcionarios que si bien es cierto quedaron muy “chamuscados” luego de las pifias de la pasada contienda, pueden recuperar terreno e ir por la revancha en las elecciones que servirán para nombrar Presidente de la República, diputados federales, senadores y alcaldes.

Al interior del INE y del IEC hay quienes consideran que el manejo institucional podría mejorar si los respectivos titulares se sacuden a colaboradores nocivos que en lugar de ayudar estorban, como Mónica Jiménez, en el caso del OPLE, a quien los propios consejeros electorales identifican como la mandamás en el IEC.

Trae permiso...

Al interior de la Universidad Autónoma de Coahuila tienen en claro que si el tesorero Francisco Osorio Morales se mueve con entera libertad por los distintos campus en el estado, es porque lo hace con la venia de quienes toman las decisiones dentro de la máxima casa de estudios en la entidad. De otra manera no lo haría, nos comentan.

Por lo pronto, nos dicen, el responsable de las finanzas de la UAdeC tiene amarrados a los distintos directores de escuelas y facultades, y también a los principales funcionarios de la institución. ¿Tan cerca están los cambios en la Universidad?

Le vale...

Si alguien ve a Alfio Vega de la Peña, porfa dígale que el campo de Coahuila se muere de sed. Es el mensaje que envían desde las comunidades rurales más recónditas los campesinos que un día sí y otro también se deben jugar la vida para mantener a flote sus cultivos y los reducidos hatos de ganado, trastocados por la falta de lluvias y de apoyos gubernamentales.

La omisión de Alfio llega al grado de que en algunas comunidades rurales hay quienes dudan de que todavía se encuentra al frente de la Secretaría de Desarrollo Rural, cargo al que llegó hace dos años ante la salida del exbronco Noé Garza Flores. ¿Lo recuerdan?

Cómo estará la cosa en el campo de Coahuila, que según nos cuentan, ni en las pasadas campañas electorales se acordaron de los productores.

Foco rojo

Por cierto, son varias las ocasiones en que durante las últimas semanas han levantado la voz líderes agrarios de las distintas regiones del estado para denunciar la precaria situación del campo coahuilense por la falta de lluvias. Hasta ahora, en la Secretaría de Desarrollo Rural, de Alfio Vega de la Peña, y en la Sagarpa de Jorge Alberto Flores Berrueto, hay mutis para responder a las necesidades de los campesinos, pero nos comentan que en algunas comunidades la situación es tan radical por la falta de agua, que los afectados se organizan para desarrollar manifestaciones, como la toma de edificios de Gobierno y el bloqueo de carreteras.

El llamado, nos dicen, es para el secretario de Gobierno, Víctor Zamora Rodríguez, pues no quieren que se le complique la etapa final de su gestión y menos cuando está en ciernes el sexto y último Informe del gobernador Rubén Moreira.

Ni adiós dijo...

Todavía no termina el proceso de liquidación, pero “la chiquillada” ni adiós dijo y optó por no acudir a la sesión plenaria de este jueves en que la Junta Local del Instituto Nacional Electora declaró por concluido el proceso electoral 2016-2017 y se dijo listo para iniciar el correspondiente al próximo año.

Los representantes de los partidos Primero Coahuila (PPC), del expriista Jesús Contreras Pacheco, ahora aliado del PAN; Socialdemócrata Independiente (PSI), de Samuel Acevedo Flores; Joven (PJ), de Édgar Puente; Campesino Popular (PCP), de José Luis Cepeda, y de la Revolución Coahuilense (PRC), del experredista Abundio Ramírez Vásquez, estos últimos satélites del PRI, decidieron no acudir a la sesión plenaria, donde, según nos dicen, para su mala suerte ni los extrañaron.

Si bien es cierto que siguen con vida de aquí a diciembre, luego de no alcanzar la votación mínima requerida para conservar el registro, los integrantes de “la chiquillada” al parecer se dieron por vencidos al saber que ya no estarán más en las mesas de discusión del INE y del Instituto Electoral de Coahuila.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add