×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
27 Octubre 2017 04:08:00
El Ine Y sus dictámenes Segunda Parte
La semana pasada hablamos del tema de los dictámenes del Instituto Nacional Electoral, INE, donde el Consejo General realizaría la votación de un dictamen con un nuevo cálculo de los gastos de campaña del candidato priista Miguel Ángel Riquelme Solís. Este nuevo cálculo se deriva de la sentencia que dictó el 6 de octubre la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en donde se pidió que el árbitro electoral revisara los recursos ejercidos por el priista durante su campaña.

Pues bien, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) descontó 1.7 millones de pesos a los gastos de campaña del priista Miguel Riquelme en Coahuila, esto en acatamiento a una sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), con esta resolución, el priista sólo rebasó en 1.6% el tope, lejos ya del límite de 5% establecido en la Constitución como una causal de nulidad de la elección. Además, en la presente semana el Tribunal Electoral del Estado (TEE) de Coahuila ratificó por mayoría la elección para la Gubernatura de Coahuila, en la que salió ganador Riquelme Solís, al declarar su validez y la entrega de la constancia de mayoría.

El Tribunal local avaló parcialmente los cómputos distritales y municipales, por lo que ordenó modificaciones menores al cálculo estatal, aunque sin afectar el resultado final: 473 mil 806 votos para la Coalición por un Coahuila Seguro (Riquelme) y 445 mil 46 para la Alianza Ciudadana (Guillermo Anaya).

Con estas resoluciones el TEE concluye su revisión del proceso, al resolver los 42 expedientes relacionados, en los que se exponían 14 agravios, entre ellos el rebase en los topes de gastos de campaña.

Ya sólo falta el último veredicto del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), para dar por concluido el tema de la elección en nuestro estado, y que Miguel Riquelme Solís tome posesión el próximo 1 de diciembre del presente año.

Repetiré lo dicho en este espacio: El resto de los candidatos que participaron en la elección del 4 de junio, deberán acatar cual sea el resultado y como todos los que queremos que a Coahuila le vaya bien, deben de sumarse al llamado que en su momento han hecho líderes empresariales, académicos y resto de la población, respetar el resultado, las elecciones se ganan en las urnas.

Ahora al INE le queda un paquete muy difícil, los comicios electorales del 2018.

La elección del próximo año será la más grande en la historia de México, no sólo en cifras y por el reto que representa en organización para los órganos electorales, sino por lo que está en juego: la estabilidad económica y social del país.

De esta situación no sólo es consciente el INE, según se desprende de diversas notas periodísticas, sino el Banco de México, cuyo titular, Agustín Carstens, ha insistido en el problema económico que representaría para el país que el lunes 2 de julio próximo no haya garantías de gobernabilidad o legitimidad.

Carstens lo ha dicho, “Si las elecciones salen mal, al otro día el problema político y de gobernabilidad no es tan importante como el problema económico en el que entra todo el país”.

“Va a haber un problema político, sí, pero éste habrá detonado un problema social, un problema de paz pública, que nos va a colocar en una de las peores situaciones de nuestra historia. A nadie le conviene que las elecciones salgan mal...”

De la situación que paso en las pasadas elecciones, principalmente en los Estados de México y Coahuila, se debe de aprender, sin duda.

Como quiero que le vaya bien a Coahuila, también quiero que México este bien, desde ahora, pongámonos “buzos” y razonemos nuestro voto el próximo año, el populismo no nos lleva a nada bueno…
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2