×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
16 Octubre 2017 04:00:00
El juego de Trump
Después de meses de fortaleza, el peso ha vuelto a caer. El viernes 13 de octubre cerró en ventanillas bancarias a 19.25 por dólar (Banamex), mientras que en el mercado al mayoreo se ubicó en 18.91 (Bloomberg). Apenas el 18 de julio el tipo de cambio al mayoreo había estado en 17.48. La razón del debilitamiento del peso es la posibilidad de que Donald Trump retire a los Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Los mercados financieros no se mienten a sí mismos: apuestan dinero no por ideología o buenos deseos, sino por probabilidad de escenarios. Cuando en julio pareció que Trump estaba bluffeando, el peso se fortaleció. Hoy cae porque los inversores ven a un Trump decidido a acabar con el libre comercio en Norteamérica, aunque todas las partes salgan perjudicadas.

La renegociación formal del TLCAN, la de los especialistas, va por buen camino. Incluso puede mejorar el tratado. El problema es cuando Trump mete la cuchara con propuestas absurdas, como obligar a una renegociación cada 5 años, que impediría las inversiones de largo plazo; eliminar los paneles de resolución de controversias, lo que llevaría las disputas a tribunales locales sin conocimiento especializado y con prejuicios nacionalistas; establecer metas de déficit o superávit para Estados Unidos, lo que le quitaría la libertad al libre comercio; o hacer que los autos tengan un mínimo de 50% de contenido estadunidense. Cada una de estas propuestas es suficiente para acabar con el tratado, que al final es lo que busca Trump.

El problema es que el TLCAN no tiene muchos aliados políticos. No sólo ha sido Trump; también Hillary Clinton y Bernie Sanders se pronunciaron en contra durante la campaña electoral de 2016. La extrema derecha y la extrema izquierda unen fuerzas en su rechazo al comercio. La ignorancia es generalizada. Trump afirma que México negoció demasiado bien el TLCAN y se ha aprovechado de Estados Unidos. En cambio, 68% de los mexicanos considera que México ha sido el país más perjudicado (Parametría, agosto 2017).

La verdad es que el TLCAN ha sido un excelente acuerdo para todos. Su propósito era aumentar el comercio y la inversión extranjera, objetivos que se han logrado con creces. El intercambio entre los tres miembros pasó de 288 mil 460 millones de dólares en 1993 a un billón 34 mil 104 millones en 2015, un incremento nominal de 258 por ciento. El de México y Estados Unidos subió de 85 mil 224 millones a 481 mil 543 millones, 465 por ciento. La inversión extranjera de Estados Unidos en México se elevó de 15 mil 221 millones a 101 mil 454 millones (Investopedia, NAFTA’s Winners and Losers, 15.8.17).

Los beneficios, sin embargo, no sólo vienen de las exportaciones o la inversión, sino de la baja en precios. El programa más exitoso contra la pobreza en México ha sido la reducción relativa en los precios por el libre comercio, el llamado “efecto WalMart”.

El TLCAN no es ni nunca pretendió ser una panacea para todos los males. El sector exportador mexicano ha crecido de forma dramática, pero la economía cerrada del sur del país ha seguido estancada. La tecnología y la automatización han hecho que baje el número de empleos manufactureros en Estados Unidos, pero también en México y Canadá, pese a que la producción manufacturera ha crecido en los tres. Estas sutilezas, sin embargo, no las entiende Trump, que sigue empeñado en matar a la gallina de los huevos de oro.

ATENTADOS

Son ya cuando menos 230 muertos. Es el ataque terrorista más mortífero de este 2017, mucho más que los de Barcelona del 18 de agosto, con 15 muertos, o el de Las Vegas del 1 de octubre con 58. ¿Por qué la falta de atención de los medios? Porque el atentado fue en Somalia y no en un país desarrollado.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add