×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
04 Septiembre 2017 04:00:00
El laberinto del zar
El fiscal Anticorrupción, Jesús Homero Flores Mier, es un hombre circunspecto, pero eso no le basta para contener la ola de reacciones de partidos, asociaciones civiles y del Frente por la Dignidad de Coahuila (FDN) por su “cercanía” con Humberto y Rubén Moreira, quienes han gobernado el estado en los 12 últimos años. Pero en vez de achicarse, Flores saca el pecho: “No nos va a temblar la mano, vamos a aplicar la ley, para eso está esta nueva Fiscalía, y vamos a ir tras todos esos delincuentes”, declaró a Zócalo Saltillo.

Sin embargo, no identifica a los pillos cuyos nombres bullen en la mente de los coahuilenses indignados por la deuda de 40 mil millones de pesos, la desviación de más de 500 millones a empresas “fantasma” y otros casos de corrupción. Además, condicionó la firmeza de su pulso a la hora de aplicar la ley a los venales: “(siempre y cuando) existan elementos probatorios y denuncias”.

En un comunicado, el FDC reprobó “La simulación armada por el gobernador Rubén Moreira Valdez (…) en el Sistema Estatal Anticorrupción”. Flores Mier –acusa– fue director de Transparencia de Humberto Moreira y como presidente del ICAI siempre protegió al Ejecutivo estatal. “Instalar a un moreirista como fiscal Anticorrupción por 7 años es inédito (…) sólo en Coahuila suceden este tipo de situaciones, (…) para este cargo se requería a alguien autónomo, apartidista y sin vínculos con personajes priistas y más cuando el nuevo fiscal en su pasado ya ha protegido y servido a la familia en el poder”.

Flores toma las cosas con calma. Niega ser un fiscal a modo, sambenito que le cuelgan la fracción parlamentaria del PAN y el FDN. No es penalista, y por lo tanto propone “un grupo de especialistas integrado por académicos, sociedad civil y sector privado que elabore un mapeo de riesgos de corrupción y de mejora regulatoria que identifique puntos débiles que oriente el trabajo de la Fiscalía Anticorrupción”.

Sin perder la compostura, el fiscal resume en 11 palabras su ánimo para enfrentar la tarea que tiene a cuestas, similar a la de Sísifo: “No hay bala de plata o antídoto para erradicar la corrupción”. La referencia es a la leyenda según la cual esa es la única munición efectiva para matar a hombres lobo, vampiros y a otras criaturas fantásticas (Wikipedia).

También admite que partirá de cero: “Hay que comenzar a trabajar en contra de la corrupción; estamos listos para eso, lo cual es un reto importante porque esto no se puede lograr con una sola autoridad: sabemos que la corrupción es un problema, pero el peor problema es la impunidad. (…) vamos a impulsar los valores, la ética y la honradez en el servicio público”.

Sin embargo, Flores no convence al FDC: “Cuando creímos haber visto todo en Coahuila, como la sucesión fraternal, la corrupción desmedida, los fraudes electorales, el desvío de recursos descarado, la impunidad y el cinismo de proteger a todos los integrantes del ‘cártel de los Moreira’, llega el nuevo fiscal Anticorrupción, quien en su currículum destaca haber sido incondicional de Humberto y tapadera de Rubén desde el ICAI”, dice la nota firmada por Guillermo Anaya, Armando Guadiana, Javier Guerrero, José Ángel Pérez y Luis Horacio Salinas.

Los excandidatos al Gobierno –advierten– “seguirán firmes en las denuncias contra el fraude electoral y todos los delitos del moreirato (…) y que así hayan instalado un ‘fiscal a modo’ para buscar protección, seguirán en la lucha política y jurídica para que haya justicia en Coahuila”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add