×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
13 Julio 2018 04:10:00
El magisterio…  con AMLO
En el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) no quieren pleito con Andrés Manuel López Obrador, y desde ahora se preparan para llevar la fiesta en paz durante los próximos seis años. Si ya lo hicieron históricamente con el PRI y dos sexenios seguidos con el PAN, por qué no mantener relaciones con el primer gobierno de izquierda, señalan los profes. Es más, de acuerdo con el secretario general del organismo, el coahuilense Alfonso Cepeda Salas, hasta coincidencias hay con el virtual presidente electo en materia de reformas a la Ley del Servicio Profesional Docente, sobre todo en el viacrucis de los maestros para garantizar su permanencia en la chamba.

Oposición débil

Se debilita la oposición en el Palacio de Coss. La diputada Catalina Villalobos fue desconocida por la dirigencia de Morena y el legislador Édgar Sánchez Garza renunció al grupo parlamentario de Unidad Democrática y se autoproclamó independiente, pues según él no le gusta que lo regañen y menos extraños como el diputado federal electo, Evaristo Lenin Pérez Rivera, quien le advirtió que de seguir cercano a legisladores del PRI se debería atener a las consecuencias. ¿Para qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo?, preguntó el ahora exudecista, al decirles adiós y señalar que ni militante es de UDC.

¿Cómo quedan?

A partir de ahora hay nueva recomposición política en el Congreso del Estado. El PRI, cuya bancada coordina Samuel Rodríguez Martínez, se mantiene con 10 legisladores, pero al PAN de Marcelo Torres Cofiño se le descompuso el bloque opositor que al inicio de la Legislatura intentó formar de la mano con UDC y Morena. La fracción del albiazul seguirá con nueve diputados, pero UDC se queda con dos y Morena con uno.
La presencia del PRD seguirá con Claudia Ramírez Pineda, y la novedad son los dos legisladores sin partido: en el caso del sampetrino Édgar Sánchez, porque así lo decidió al deslindarse de Unidad Democrática, y en el de Catalina Villalobos, porque el alto mando de Morena en el estado la dejó ir.

Burócratas preocupados

Empezaron los rumores de despido masivo de personal luego del anuncio de Andrés Manuel López Obrador respecto a la desaparición de las delegaciones federales en los 32 estados y su reemplazo por una coordinación general. En Coahuila la noticia alcanzó en vacaciones a algunos burócratas federales y a otros en los preparativos para bajar la cortina y desentenderse por unos días. Si la guillotina es pareja, como así parece, miles de empleados de todos los niveles quedarían en la calle…
Por cierto, en los distintos festejos por el Día del Abogado, el cual se celebró este jueves, varios laboralistas aparecieron frotándose las manos para llevar los juicios que de seguro habrá luego del recorte de la burocracia.

En decadencia

Por cierto, delegados federales en Coahuila aseguran que Reyes Flores Hurtado sólo encontrará edificios en decadencia por la falta de mantenimiento y parque vehicular en pésimas condiciones, pero los malpensados advierten que los aún funcionarios se curan en salud para entregar sólo las mermas, ¿o a poco ahorita tienen asignadas camionetas chatarra?
Si bien es cierto la idea de la Coordinación General para suplir las funciones de todas las delegaciones federales es entre otras cosas eliminar el pago de renta por inmuebles, en Coahuila hay dependencias en edificios propios, como la Sagarpa, todavía a cargo de Jorge Alberto Flores Berrueto, y el Infonavit, de Francisco Javier Valdespino Arneaga.

La militarización

Con la cascada de cambios en el Gobierno federal, el que alzó la voz para evitar el repliegue del Ejército Mexicano a los cuarteles fue el titular de la Secretaría de Seguridad Pública en Coahuila, José Luis Pliego Corona.
Según el funcionario estatal, en entidades como esta sería catastrófico que las Fuerzas Armadas dejaran de patrullar en conjunto con las corporaciones policiales o abandonaran las bases de operación y vigilancia en carreteras, especialmente en los límites con Nuevo León y Tamaulipas, donde la delincuencia no da tregua. Según Pliego, el retorno de los militares a los cuarteles es un asunto que se debe tomar con calma.

El que se fuea la villa…

En el PRI Coahuila de Rodrigo Fuentes Ávila aplican al dedillo la máxima de “el que se fue a la villa, perdió su silla” y se refieren a militantes con cierto juego político, funcionarios de segundo y tercer nivel y hasta secretarios particulares de integrantes del gabinete estatal, diputados y alcaldes que antes y durante la campaña electoral pidieron tiempo, se desmarcaron del PRI y se incorporaron a proyectos de candidatos de otros partidos, en especial del PAN y de Unidad Democrática.
El problema para ellos es que le apostaron a candidatos perdedores en la pasada jornada electoral y ahora quieren regresar por sus fueros, con la misma jerarquía y condiciones laborales, pero, ¡oh sorpresa!, en todos los casos alguien más ocupa su lugar.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2