×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
21 Febrero 2015 05:03:59
El magisterio y sus preocupaciones
Tengo la fortuna de conocer a miles de maestros en Coahuila y en todo el país; sé de sus preocupaciones, de sus problemas, de sus sueños, de su compromiso educativo, su sensibilidad social, su vocación profesional.

Como a cualquier trabajador, al maestro le preocupa su salario, le inquietan sus prestaciones, su salud, su vivienda y su jubilación. Sabe que hay que sostener a una familia, que hay que procurar el presente y el mañana de la pareja y de los hijos.

Pero los sueños y los reclamos del magisterio van más allá del plano salarial y prestacional. Al docente en su conjunto y sin lugar a dudas, le interesa hacer bien su trabajo y con ello cumplir cabalmente a sus educandos y a la sociedad.

La vida de los profesores tiene que ver con sus hijos y con los hijos de los otros ciudadanos. Formar a los propios y a los ajenos. Reír y sufrir con sus hijos y con los niños y jóvenes que están a su cargo. Tiene que ver con construir un mejor futuro para todos.

Al magisterio le preocupa estar cerca de sus alumnos, atenderlos bien, apoyarlos. Y obvio le molesta no poder hacerlo a plenitud, al tener bajo su responsabilidad 40, 45 y hasta más de 50 estudiantes en un salón de clase.

Se imagina usted a un profesor de secundaria, con 8 grupos, es decir, con 400 alumnos a su cargo? Pues en Coahuila y en México hay muchos docentes en esa situación.

Al magisterio le preocupa seguir preparándose y (a diferencia de otros empleos) toda la actualización la realiza en su tiempo libre. Cuando se trata de cursar estudios de posgrado lo hace con sus recursos económicos. Son muy contadas las maestrías y los doctorados que se ofrecen en escuelas públicas, por lo cual los maestros tienen que pagar a una universidad privada para cumplir el sueño de estar mejor preparados.

A los docentes les preocupa inculcar buenos valores y lo hacen con todos sus alumnos, en ocasiones arriesgando la vida al atender a familiares de personas involucradas en actividades delictivas. En lugares donde no entran soldados, ni policías, ni periodistas, ni políticos, ahí hay profesores intentando revertir el ambiente carente de valores, intentando construir un mañana mejor para los marginados.

Es la vida del magisterio.

El colmo es que luego hay quien intenta comparar a los maestros mexicanos con aquellos que ganan 5 veces más, que no tienen más de 25 alumnos en un salón de clases, con estudiantes bien alimentados y en una sociedad sin violencia y sin desigualdad social

Soy dirigente sindical y estoy orgulloso de mis compañeros. Con o sin el reconocimiento salarial y social, son ellos el presente que construye el mañana de la nación.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @cmoreira38_5
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2