×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
10 Marzo 2017 03:00:00
El mercado de divisas y los algoritmos financieros
A raíz de la volatilidad que han experimentado el peso y otras monedas de países desarrollados, los expertos han encontrado algunas razones de estos movimientos atípicos que no corresponden con los fundamentos macroeconómicos de los países. Entre las cosas que señalan, están la flexibilización de las regulaciones, las innovaciones en los mecanismos de operación, y el uso de la tecnología. En este artículo se describen brevemente algunos aspectos relevantes del mercado de divisas.

Órdenes por teléfono. La historia económica reciente describía al mercado de divisas como un ente abstracto en donde era relativamente común que un operador (trader) tomara el teléfono y ejecutara las órdenes de compra de su cliente. Como asesor, tenía la responsabilidad ética de conseguirle las mejores posturas de compra de monedas (si quería cambiar reales brasileños por dólares, debía buscar el tipo de cambio Rb./Dls. más competitivo) e inmediatamente realizar la transacción financiera y satisfacer las expectativas de su asesorado. Las operaciones también se podían realizar mediante plataformas electrónicas manejadas por un trader. Prácticamente todo el manejo de órdenes de compra y venta de divisas era operado por personal capacitado, que se volvía experto en la “caza” de las mejores posiciones.

No obstante, con el paso de los años, los altos códigos y normas éticas establecidas por el mercado se fueron relajando en detrimento de la confiabilidad del manejador financiero, restándole márgenes de ganancia a las instituciones bancarias. Los intercambios de información privilegiada entre ellos se empezaron a dar de manera inusual, junto con acuerdos “oscuros” con algunos clientes privilegiados. Pero considero que la gota que derramó el vaso fue el endurecimiento de la regulación financiera que entró en vigor en Estados Unidos a partir de la crisis inmobiliaria de 2007-2008, con la que el Gobierno tuvo una injerencia más directa en los mercados de capitales y los espacios de maniobra personal se fueron reduciendo para operaciones poco transparentes.

El advenimiento de la tecnología. Con la llegada de los software y la telemática las operaciones financieras se fueron automatizando y desarrollándose en segundos, sin importar dónde estuvieran ubicados el operador y el centro financiero. Esto poco a poco comenzó a cambiar los esquemas de desarrollo de las operaciones no automatizadas, reduciendo su número y volumen de acción, y dando paso a lo que en la jerga financiera se le conoce como algoritmos de negociación de divisas, que no es otra cosa que programas computarizados accionados por computadoras o robots que cumplen funciones similares a las que desarrolla el hombre.

Actualmente, un gran número de operaciones se maneja mediante algoritmos en el mercado de divisas, algunas consultorías estiman más de 30% de las operaciones totales. Los programas revisan a conciencia el mercado encontrando los tipos de cambio con mayor margen de valor que hacen factible vender y comprar divisas con mayores ganancias para los clientes inversionistas del banco; así, este toma el papel del trader y como intermediario ejecuta las órdenes que recibe, pero sin que los algoritmos financieros desplacen a la mente humana, que todavía cumple funciones inalcanzables para los programas de computadora.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2