×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
16 Mayo 2017 03:00:00
El miedo cambió de acera
Javier Guerrero, quien renunció al PRI en diciembre pasado (en “un valeroso acto de dignidad y coherencia personal que será reconocido y apreciado por la gente de bien”, Armando Fuentes Aguirre, “Catón”, Reforma 16.12.16), identificó desde un principio una de las armas preferidas del grupo gobernante para mantenerse en el poder: el miedo. La encuesta de Reforma del 24 de abril lo confirma: uno de cuatro coahuilenses utilizó esa palabra (miedo) para reflejar “mejor su estado de ánimo en relación a cómo se vive en Coahuila”.

Guerrero consiguió alrededor de 200 mil firmas para registrarse como candidato independiente. El diputado federal con licencia ocupa el cuarto lugar en la intención de voto (5%) después de Miguel Riquelme (PRI/ 36%), Guillermo Anaya (PAN/ 36%) y Armando Guadiana (Morena/ 16%). En Coahuila, el financiamiento público y el acceso a los medios electrónicos para los candidatos sin partido son mínimos. En el debate del 19 de abril, Guerrero puso de relieve la iniquidad de la contienda.

La columna “Opción ética” de Catón, del 16 de diciembre, cobra actualidad en vista de la captura de exgobernadores del PRI en las últimas semanas (Tomás Yarrington y Javier Duarte), de la persecución de otros (Jorge Torres, César Duarte y Eugenio Hernández) y de las investigaciones en Estados Unidos contra Humberto Moreira: “Guerrero deja de pertenecer al PRI que ha tendido un manto de protección, fincado en la impunidad y las complicidades, sobre el régimen que los coahuilenses llaman ‘moreirato’, el cual pretende perpetuarse mediante la imposición por parte del actual gobernador, Rubén Moreira, de un sucesor que le sea incondicional”.

Acosado desde el poder, Fuentes Aguirre denunció entonces: “Con actitud despótica el Gobernador ha implantado un ambiente opresivo en el cual quienes disienten de su proyecto –tengo el honor de contarme entre ellos– son objeto de insultos, de ilegal espionaje, de acoso en las redes sociales, de bajunos ataques en los medios que ha comprado. (…) No es posible permitir, y menos aún apoyar, la continuidad de un régimen que así actúa para seguir detentando el poder otros seis años. Desde luego Javier Guerrero afrontará la persecución de ese sistema”.

Según Guerrero, las 200 mil firmas reunidas para respaldar su candidatura –equivalentes al 10% de la lista nominal de Coahuila– “derribaron el muro del miedo”. En sus actos de campaña, ciudadanos del estado se expresan con libertad… sin temor, a pesar de las represalias contra personal y funcionarios del Gobierno despedidos por brindarle apoyo. El exalcalde de San Pedro sumó a su proyecto a la CTM de Piedras Negras y de la zona Carbonífera. Exlíderes del PRI y cuadros de ese y otros partidos también promueven el voto por Guerrero.

Su posición en las encuestas más difundidas no refleja ese empuje, pero ha dado pábulo a especulaciones sobre posibles alianzas para asegurar la primera alternancia en el estado. “No voy a declinar. Eso es un rumor, una campaña permanente de desinformación del Gobierno y de los partidos, de quienes tienen miedo, de quienes ya se dieron cuenta de la fuerza que significan más de 197 mil firmas reales, apoyos más reales de los que tienen muchos partidos”, declaró en Monclova.

Significa, en palabras del candidato independiente, que si antes los coahuilenses le tenían miedo al poder, ahora es el Gobierno quien teme a las legiones de votantes indignados por la corrupción, la impunidad y la marcha del estado. Mala, según el 60% de los ciudadanos encuestados por Reforma (26.04.17).
Imprimir
COMENTARIOS



top-add