×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
20 Octubre 2017 04:00:00
El multipartidismo coahuilense
Ayer, el Consejo General del Instituto Electoral de Coahuila tuvo a bien aprobar la expedición del Reglamento para la Constitución y Registro de Partidos Políticos Locales. Debemos recordar que después de las elecciones del 4 de junio pasado en Coahuila, y dados los resultados obtenidos de los cómputos electorales y de confirmarse estos, en nuestro estado, cinco partidos locales desaparecerán al no conseguir los votos mínimos indispensables.

Incluso, en días pasados, el mismo instituto electoral local dio inicio a los procesos de liquidación de estos cinco partidos políticos estatales, sin embargo, la pérdida definitiva del registro se dará una vez que termine el proceso electoral, lo cual se llega con la resolución de la última impugnación presentada en contra de la validez de la elección, situación que puede tardar incluso al 30 de noviembre de este año, es decir, hasta un día antes de la toma de protesta del próximo gobernador.

Como era de esperarse, los dirigentes de los partidos políticos estatales, que ahora pierden su registro, no se resignarán fácilmente a soltar las canonjías a las que ya sin duda se habían acostumbrado, por lo que desde que se enteraron de los resultados electorales, iniciaron sendas estrategias para buscar conformar y registrar nuevos partidos locales, lo que logarán, sin duda, dados los ligeros requisitos que la ley impone para tal fin.

Soy un hombre convencido de que la democracia debe ser sin adjetivos, es decir, que un pueblo efectivamente demócrata deberá ver reflejado en sus órganos de dirección el pensamiento de todos los ciudadanos, incluyendo minorías, un verdadero “gobierno popular”, en el cual las propuestas y necesidades de todos los grupos se escuchen, lo que se lograría en nuestro estado si los partidos estatales verdaderamente representaran a los diversos sectores de la sociedad.

Entonces, nada malo tendría que Coahuila fuera uno de los estados con mayor número de partidos locales legalmente constituidos, ya que los mismos realmente representarían los intereses e ideologías de la mayor parte de nuestra ciudadanía, Sin embargo, y para desgracia de los coahuilenses, en la elección pasada, de nada sirvió contar con más de cinco partidos locales, ya que al momento de plantear sus propuestas de gobierno e ideologías, prefirieron unirse en coaliciones parciales o totales con los partidos mayoritarios, o con personajes populares, en una desesperada búsqueda de la supervivencia, diluyendo con esto toda posibilidad de representar a los sectores sociales minoritarios que, según decían, les habían impulsado para constituirse como alternativa política.

Evidentemente, los ciudadanos coahuilenses no se sienten representados por los partidos locales, ya que, de ser así, el número de votos en las urnas sería mucho mayor y naturalmente distribuidos entre todos los partidos de una manera más uniforme.

La realidad es que, aunque se nieguen a aceptarlo las dirigencias de los partidos políticos estatales, lo que mayormente les motiva no es la representación de los sectores desprotegidos, sino el generosísimo financiamiento público que el Estado canaliza, como en ningún otro país, tema que vale la pena abordar por separado. El hecho es que las prerrogativas económicas se han convertido en una tentación perversa que es necesario corregir, aun con el descontento de todos los partidos.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6