×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
13 Mayo 2018 04:00:00
El nido vacio
A mi querida madre y en recuerdo a mi entrañable tía Nena

MIS QUERIDAS MAMÁS: va mi admiración y bendiciones para ustedes que me hacen el honor de leerme, a mi admirable e incansable mamá “Chela”, a mis hermanas Elba y Mirna, a mi cuñada Thelma Patricia, a mis amigas del alma que, como yo, han pasado por dolores y retos en la vida, las quiero tanto hermanas por elección. A mis primas hermanas Nancy y Diana (hijas de mi tía Nena) con las que compartí toda mi niñez y adolescencia muy feliz. A mis entrañables abuelitas, todas son muy importantes en mi vida, y las llevo a cada una en mi alma, donde las vivencias y el tiempo compartido, las anécdotas son un tesoro para mí. Aún recuerdo las últimas palabras de las que ya no están, como las de mi tía Nena, la “hermanita” de mi papá, (así le dice aún) que a tres días antes de partir con Dios, le dije: “tía Nena, te amo”, y ella tan bella siempre en todos los sentidos me dijo: “ yo también te amo, Verito, gracias por este acto de misericordia al venir a verme y rezarme”, y nos abrazamos… muy en el fondo, presentíamos que era la despedida. Te extrañamos tanto hermosa, sé que estas feliz con mi amada abuelita, Mameta.

Las madres en algún momento de nuestra vida, inevitablemente tenemos que dejar que los hijos y las hijas dejen el nido, que vayan tras sus sueños y proyectos de vida. Poniendo en práctica lo aprendido en casa, finalmente ese es el objetivo de la vida: amarlos hasta que duela, educarlos de la mejor manera que uno cree conveniente, que sabemos que nadie nacemos sabiendo en la vida, y menos el ser mamá y papá, ahí vamos emocionados y felices con la primera, Verito, con ensayo y error. Con la segunda ya le tanteamos el agua a los camotes, es decir, ya le subimos o bajamos de tono, por si se nos pasó la mano con la primera, o muy perfeccionista, o de plano la mimamos de más. Luego el segundo Abrahamcito (el mío se fue directo al cielo) y llegó la tercera pelirroja, Andreíta que se le llama Bebé Arcoíris, porque logra nacer después de la pérdida de un hijo anterior, ya sea por aborto espontáneo o nacido sin vida, o fallecido a los pocos días de haber nacido, y luego la cuarta, el pollo hermoso Estefa, ese sol que vino a alumbrar la vida de sus padres, abuelitos y hermanitas. Sí, como ya saben, soy mamá clueca de tres mujercitas a las que agradezco infinito a Dios darme esa bella bendición de ser madre. Que ahora estoy pisándole los pies a la etapa del nido vacío, es decir, que las hijas han empezado a independizarse y se van a probar suerte, inevitablemente sí se siente ese vacío que nadie puede llenar, dos el mismo día, dos ramalazos, sin agua va, Por cierto, me tomaron por sorpresa, apenas ando asimilándolo, ley de vida, muy orgullosa de ellas por cierto, sin duda algo muy bien hice, ya que todos me felicitan por las hijas que tengo, afortunada y bendecida porque aún tengo a mi pollo hermoso, que me acompaña. Es maravilloso sin duda tener pilones, esas chispoteadas inesperadas, sin querer queriendo, que después del shock, no podríamos vivir sin ellos, las mamás que tienen pilones no me dejarán mentir, como mi amiga Sandra, que de hecho así le dicen a su último hijo: Pilo. ¿Que si duele dejarlos ir?, claro, sin embargo, para eso los vamos preparando, para que algún día partan como lo hicimos nosotros, ley de vida. El nido vacío, cuando los hijos se fueron, tendremos que replantear nuestra vida, ya que el tiempo que les dedicábamos habremos invertirlo en algo productivo, que nos haga sentir vivas y felices, es verdad que dura algunos meses recuperarse de la partida de los hijos, se siente gacho, sorry mamá, se enojaba sí le decía yo así a ella, "no seas gacha", cuando no me dejaba ir a algún lado o no me compraba algo, supongo. Yo pues tengo tres trabajos: ando entretenida, y aun con mi bello pilón, el vacío se sigue sintiendo, y claro que las extrañamos, pero por lo general hay mucho silencio, cuando estamos sólo las dos, a menos que no haga caso, aparece la bruja maruja (ja, ja, ja) y no se las recomiendo. Mis mamás lectoras, si el caso de ustedes es que ya no tienen a ningún hijo, están en esta etapa del nido vacío, mis recomendaciones serían, empezar a ver en qué ocuparán ese tiempo, ya sea clases de pintura, clases de baile; empezar a estudiar algún tema de interés, aún hay vida; viajen, cuídense, vayan al doctor para que estén en excelente salud. Debe seguir adelante el matrimonio, es decir los padres si están juntos aún, replantearse qué harán ambos. Las casas se sienten solas y vacías sin los hijos, definitivo, las casas que con tanto esfuerzo se construyeron para los hijos, ahora quedan grandes, claro que llegan de visita, siempre bienvenidos, pero cuando se van a otra ciudad o estado, inclusive muchos se van al extranjero y algunos ya no regresan pues echan raíces por su trabajo y empiezan ellos mismos a formar sus propias familias, así que mamás que aún tenemos a un hijo con nosotros, a disfrutarlo, y aprovechar nuestro tiempo juntos. La vida se va en un suspiro. Quienes aún contamos con la bendición de tener a nuestra mamá con nosotros, no dejemos de decirle cuanto la amamos y agradecerle por su amor y cuidados, por dar su vida por nosotros, al menos mi madre ha dado su vida entera, todo su tiempo y amor a mi papá, claro, es otro bello como mi mamá, y la nosotros sus hijos y nietos, que no necesitamos que corra a conseguirlo. Que admirable eres mamita querida, ¡infinitas gracias! Eres inigualable, te amo hermosa. Gracias por prestarme tu carro estos meses mamá, ya vez que me robaron mi camioneta, espero pronto regresártelo. Eres lo más bello de mi vida mamá. Tu mayor regalo, como dijo una vez Coque mi hermano, es que sepas que SOY FELIZ. Madre, sólo hay una.

Reciban mis feli citaciones y bendi ciones a todas las mamás, hasta la próxima, su amiga Verónica, Diosito por delante.

Consultas
Previa cita
(844) 227 7066


Imprimir
COMENTARIOS



www.zocalo.com.mx es editado y producido por Grupo Zócalo Tel. (844) 438-1800 | Saltillo, Coahuila, México | [email protected] | 01-800-962-2561
  • Zócalo Saltillo

    Blvd. Venustiano Carranza 5280
    Col. Rancho de Peña
    Saltillo, Coahuila
    25210. México
    (844) 438-1800

  • Zócalo monclova

    Bulevar Benito Juárez 1205
    Col. Picasso
    Monclova, Coahuila
    25714. Méxicoila
    (866) 636-1300

  • Zócalo Piedras Negras

    Ave. Cuauhtémoc 714 Nte.
    Zona Centro
    Piedras Negras, Coahuila
    26000. México
    (878) 782-0990

  • Zócalo acuña

    Nicolás Bravo y Zapata 1200 Sur
    Colonia Centro
    Cd. Acuña, Coahuila
    26200. México
    (877) 772-5705

  • Radio Zócalo

    Ave. E. Carranza 1104
    Col. Roma
    Piedras Negras, Coahuila
    26025. México
    (878) 782-0308

5 6 7 8 9 0 1 2